El #Real Madrid siempre ha estado considerado como uno de los mayores, si no el mayor, clubes de la liga española y de todo el mundo. Ha tenido sus periodos como todos los clubes, lo que sí es cierto es que sus épocas más gloriosas y de mayor relevancia a nivel mundial siempre han estado acompañadas de una figura, la figura de Florentino Pérez, actual presidente del conjunto blanco y una de las personas más queridas de este equipo por su inversión y su actitud de líder en momentos difíciles y exitosos.

Esta figura, ha conseguido que cada verano, cada invierno, cada periodo de fichajes al fin y al cabo, sea una inyección de ilusión para los aficionados del club madrileño, las promesas que se cumplen de jugadores y aficionados. Al fin y al cabo, la llegada de jugadores con gran renombre siempre gusta independientemente de la talla del club.

Muchos recuerdan la época de los "Galácticos" del Real Madrid, pero es que hoy en día podemos considerar que cada verano llega uno nuevo al conjunto blanco. Con los últimos llegó la décima, y parece que el camino del éxito del Real Madrid acaba de empezar.

El pasado verano llegó James Rodríguez por una cantidad que rondaba los 80 millones de euros, no hace tanto Bale por 90 millones, y no hace falta nombrar a Cristiano Ronaldo. Ya llegamos al año 2015, donde en apenas cuatro meses, el Real Madrid ya ha gastado 54 millones de euros en fichajes, con Asensio, Lucas Silva, Odergaard y el recién llegado Danilo. Y eso sin olvidar la lucha que se promete este verano por el centrocampista de la Juventus Pogba.

Llegados a este punto, ya conocemos que las posibilidades económicas del Real Madrid son casi infinitas, y puede que esto tenga un "culpable". Florentino Pérez, aficionado del Real Madrid de corazón que da todo lo que este club necesita con el fin de contentar a sus aficionado también.

Es por ello, que mientras el presidente del club siga en su cargo, vamos a continuar viendo grades fichajes verano tras verano, y que la ilusión blanca siga creciendo como lo ha hecho en los últimos años. Se acerca el verano, y Florentino ya prepara el escenario de presentaciones.