Se hacen llamar Mance y Keka. Juegan a un deporte aún algo desconocido en España como es el fútbol americano. Tienen el físico y las aptitudes necesarias para practicarlo. Conocen las reglas, la táctica y el juego. Lo único que tienen de distinto al resto de componentes de su equipo es que son las dos únicas mujeres del mismo.

"Cuando me pongo el casco y la coraza no se distingue si es un hombre o una mujer, es un contrario contra el que tienes que ir y da igual", señala Rebeca García 'Keka'.

Ella y su compañera Raquel López 'Mance' son jugadoras de los Jabatos de Tres Cantos, equipo que milita en la Serie C de la Liga Nacional de Fútbol Americano de España.

Anuncios
Anuncios

Mance estaba ya el año pasado en el equipo y la normativa de la anterior temporada la permitió jugar los partidos de Liga con los chicos. Este año ella y su compañera han tenido peor suerte, pues no pueden jugar aunque sí entrenar con sus compañeros.

"No existe ningún prejuicio. Al final de los partidos que jugué un rival te veía sin el casco y se sorprendía de ver que yo era una chica. Iban a por mí igual que a por cualquier otro", asegura Mance.

Las chicas se pueden adaptar

Pese a que puede ser una disciplina principalmente practicada por chicos, las chicas que lo practican pueden tener un abanico de posibilidades a la hora de desempeñar distintos roles en el campo. "Yo no jugaría en la misma posición en un equipo de chicos que en uno de chicas. En un femenino podría estar de linebacker, pero en un masculino estaría de cornerback", apunta Mance.

Anuncios

"No se mira el sexo, sino las habilidades que tienes", comenta Keka. "Yo era un mueble y no había hecho ningún deporte. Pero probé esto y vi que podía practicarlo. Me siento bien cuando juego de línea, es un puesto que puedo hacer y no me canso".

"En mi caso tampoco había practicado ningún deporte, sólo había ido al gimnasio a hacer pesas", asegura Mance, quien asegura que para jugar al fútbol americano no hay una limitación de edad como en el fútbol u otros deportes. Además, creen que una de las mejores cosas al jugar a esta disciplina es el compañerismo. "El equipo lo es todo y cada uno tiene que hacer lo suyo para que funcione".

Quieren un equipo femenino

Están encantadas con poder practicar la disciplina que les gusta con chicos, pero lo que desearían de verdad es jugar en un equipo femenino. Aunque uno de los problemas que ven es que puede haber algo de miedo en las chicas a la hora de probarlo.

"Lo puede jugar todo el mundo y es perfecto para chicas porque según las habilidades que tengas puedes jugar en una posición u otra", afirman ambas.

Lo que desean de verdad es que las mujeres que quieran probarlo no vean ninguna barrera y que puedan ver en el fútbol americano una disciplina viable para practicar deporte. "Si nos ven a nosotras, que vean que no importa ni la edad ni el físico. Si vienen a un entrenamiento o se acercan ojalá les llame la atención", concluyen. #Deportes Madrid