En la vida, en el deporte en general y en particular en el fútbol, hay que creer, tener ilusiones y luchar por lo que se quiere conseguir, "sin esfuerzo, no hay recompensa", tampoco tiene el mismo valor conseguir, lograr o hacer algo que se ha conseguido con facilidad o sin apenas esfuerzo. 

Un buen ejemplo de una persona que cumple con todos estos requisitos es el jugador español, Álvaro Morata, el jugador madrileño ha vivido toda su vida en Madrid y como jugador se ha formado en la cantera blanca, desde bien pequeñito ya destacaba como buen futbolista.

Antes de firmar con la cantera merengue en 2008, inició sus primeras patadas como jugador de #Fútbol en la cantera del eterno rival, en el Atlético de Madrid y también lo hizo en el Getafe, equipo también de la capital madrileña, Morata pasó tres años entre las categorías del Atlético y Getafe, hasta que en 2008 firmó por el juvenil c, donde empezó a jugar de blanco.

Anuncios
Anuncios

En el juvenil c destacaba y era el jugador más valioso del equipo, eso no pasó por alto en el primer equipo que le seguían desde cerca sus pasos como jugador y en 2010 llegó su momento como gran jugador, llegó el momento en el que debutó con el primer equipo blanco, lo hizo en la Romareda contra el Real Zaragoza.

En el primer equipo apenas tenía minutos, pero lo cierto es que el joven Morata reconocía que el hecho de formar parte del primer equipo y haber tenido la oportunidad de debutar, para el, ya era un sueño hecho realidad, reconocía la gran alegría que sentía en aquellos momentos como jugador merengue.

No solo destacaba en el equipo blanco, también lo hacía en las categorías inferiores de la selección española, donde era el jugador titular, era el delantero insustituible para el entrenador y con la selección es donde más ha destacado y ha conseguido sus mayores logros.

Anuncios

Con "La Rojita", en el europeo Sub-19 en 2011 disputado en Rumanía, el jugador blanco consiguió un récord de goles, anotó 6 tantos en la competición, algo que ningún jugador había logrado antes, fue nombrado y galardonado con la Bota de Oro del torneo.

Sus logros con la camiseta roja de la selección no se quedaron ahí y en la Eurocopa Sub-21 que se jugó en Israel, también consiguió la Bota de Oro del torneo con cuatro dianas y fue el jugador más destacado de la selección Sub-21 entrenada por Julen Lopetegui. #Real Madrid