El Bayern de Múnich que dirige el español Pep #Guardiola se mueve en dos terrenos bien distintos. Uno, el de los torneos de su país (Bundesliga y Copa alemana) donde camina con paso firme en ambos campeonatos; y otro, el de la Liga de Campeones, donde debe dar la talla por el equipo y jugadores que tiene.

No es por desmerecer el nivel de los equipos en Alemania, pues cabe destacar el buen #Fútbol que está haciendo por ejemplo el Wolfsburgo, sobre todo de la mano de dos talentazos como el belga Kevin de Bruyne o el holandés Bas Dost, el jugador de moda en estos momentos en la Bundesliga. Pero la enorme superioridad que demuestran cada año los muniqueses en la Copa y en la Liga da a pensar que el reto de verdad para Guardiola está en ganar la #Champions League.

Anuncios
Anuncios

Después de cosechar un empate a cero en el partido de ida de los octavos de final en Ucrania ante el Shakhtar Donetsk, el Bayern afronta este jueves en el Allianz Arena el encuentro de vuelta con la intención de sellar el pase a cuartos con una victoria.

El resultado de hace tres semanas dejó algo de incertidumbre para el encuentro de este miércoles, pues cualquier empate con goles les sirve a los pupilos de Mircea Lucescu para eliminar al Bayern. De suceder dicha circunstancia, sería uno de las mayores campanadas de los últimos años en el fútbol europeo.

Pero la lógica y las probabilidades dicen que los de Pep Guardiola pasarán de ronda. Es el torneo donde deben encontrar la motivación para jugar partidos de tú a tú con otros grandes de Europa, algo de lo que carece en muchas ocasiones en la Bundesliga.

Anuncios

En Alemania aventaja en 11 puntos al segundo clasificado de la Liga y en la Copa ya está en los cuartos de final. Ambos torneos los han conseguido en las dos últimas temporadas y en cuatro de los últimos siete años, lo que demuestra la amplia superioridad de este equipo cuando juega contra escuadras de su mismo país.

Este año tan sólo han puesto algo de emoción cuando enlazaron una derrota y un empate seguidos en Liga, ante Wolfsburgo y Schalke 04 respectivamente. Pero las goleadas 8-0 al Hamburgo y 0-6 al Paderborn dejaron claro que en su país el Bayern es una máquina que arrasa con casi todo lo que se le pone por medio.

En la Champions Guardiola tampoco ha bajado el pistón. Solamente la magia de un genio como el Sergio Agüero consiguió privarles de la única victoria que no lograron en la fase de grupos, en un encuentro en Manchester que en el minuto 85 los alemanes vencían por 1-2. El 'Kun' le dio la vuelta al marcador en el tramo final del encuentro.

Por ello, el partido de esta noche no es uno más. Es el reto que Pep Guardiola tiene asignado conseguir con el Bayern en los años que esté en el banquillo del Allianz. ¿Sería un fracaso su paso por Múnich si no levantase la 'Orejona'? Lo cierto es que es el torneo que de verdad supone un reto para Pep y donde debe demostrar que no sólo tiene un equipo bueno para ganar títulos en Alemania, sino también en Europa.