El United venció por 3-0 en la visita del Tottenham a Old Trafford con una primer tramo de partido espectacular. Un gol de Fellaini a los ocho minutos de partido encarriló el encuentro y el gol de Michael Carrick diez minutos más tarde frenó cualquier reacción de los de Pochettino. Poco antes del descanso Wayne Rooney sentenció el encuentro tras una gran jugada individual.

Louis Van Gaal presentó un 11 con Rooney como único delantero y un centro del campo formado por Carrick de pivote, Ander Herrera y Juan Mata como interiores y el belga Fellaini detrás del delantero.

El Tottenham por su parte saltó al césped con su habitual 4-2-3-1, Mason y Bentaleb en el doble pivote y Eriksen de mediapunta. En las bandas, Townsend y Chadli, dos jugadores con capacidad para hacer muchos kilómetros, y en la punta de ataque Harry Kane, el delantero de moda en el fútbol inglés.

El partido comenzó con un ritmo trepidante, siendo los visitantes los que con más ahínco buscaban la portería contraria. Pero el fútbol es efectividad, y a los ocho minutos del partido tras un gran balón en profundidad de Carrick, Fellaini adelantó a los locales ante la salida de Lloris. Tan solo diez minutos después y tras recoger el rechace de un saque de esquina, el propio Carrick mandó el balón a la red con un gran remate de cabeza.

Ante esta situación, Mauricio Pochettino decidió dar entrada al belga Dembelé sustituyendo a Townsend para dotar de mayor presencia al centro del campo. Pero el cambio no surtió efecto, y el Manchester United, por medio de su capitán, sentenció el encuentro a ocho minutos del descanso.

El paso por los vestuarios hizo que el ritmo del encuentro descendiera considerablemente, los locales con la ventaja en el marcador no quisuieron tomar ningún riesgo, y el Tottenham no supo dar con la tecla para poner en apuros a De Gea. La única ocasión clara del encuentro para los visitantes estuvo en las botas de Harry Kane, que tras una gran maniobra dentro del área disparó a los pies del portero local.

Con esta victoria, y tras la derrota de sus vecinos de Manchester, los diablos rojos se colocan cuartos a 1 punto del Arsenal que es tercero, y a tan sólo dos puntos del City que es segundo en la tabla. Los spurs por su parte, pierden la quinta plaza en favor del Liverpool y caen hasta la séptima plaza empatados a puntos con el Southampton.