Mal empieza la semana para Miroslav Djukic en Córdoba. El presidente y su equipo directivo han decidido en la mañana de hoy despedir al entrenador serbio por los malos resultados cosechados por el equipo.

El serbio se hizo cargo del equipo en la novena jornada liguera cuando llevaba cuatro puntos y no conocía la victoria en la competición doméstica. Actualmente el Córdoba sigue siendo colista de la #Liga BBVA con 18 puntos en 27 partidos, se encuentra a siete puntos de salir del descenso y lleva ocho partidos sin sumar un punto a su casillero.

El hasta ahora equipo de Djukic realizaba un buen fútbol pero sin la puntería necesaria para imponerse frente a sus rivales y varios son los partidos que se le han escapado así en casa.

Anuncios
Anuncios

Ante rivales como Real Madrid o Valencia los de Djukic tuvieron oportunidad de sumar puntos a su casillero pero la fragilidad y la falta de unión en la defensa les llevaron a caer en ambos partidos. En el último partido frente al Málaga el equipo cordobés no demostró ambición frente a un rival que se impuso jugando a medio gas durante la segunda parte.

Antonio Romero se hará cargo del equipo lo que resta de temporada. Romero, que entrenaba al filial cuyo equipo también es colista en el Grupo IV de Segunda División B va a ser reemplazado por Luis Carrión integrante del cuerpo técnico de la primera plantilla, y será el tercer entrenador que pasa por el banquillo cordobés en lo que va de temporada ya que al comienzo de la misma era el 'Chapi' Ferrer el que entrenaba al equipo.

Mucho han de cambiar las cosas en Córdoba para que el equipo termine salvando la categoría al final de temporada.

Anuncios

12 son los partidos que restan y 36 los puntos por disputarse. El equipo cordobés tiene un calendario complicado ya que tiene que visitar a equipos como la Real Sociedad, Villarreal y Barça y recibir equipos como el Atlético de Madrid y Athletic Club en el Arcángel.

Mano dura

Miroslav Djukic es un técnico que se caracteriza por su dureza y franqueza a la hora de tratar a los jugadores. El férreo carácter del serbio ha sido clave en la marcha del equipo. Y varios son los jugadores que por no adaptarse a la disciplina interna del club han acabado castigados por el entrenador en el banquillo. Tal es el caso de Fede Cartabia.

El jugador cedido por el Valencia llegaba el pasado verano a Córdoba en calidad de cedido y con la vitola de estrella. Algo que le ha perjudicado más que ayudado. Otros jugadores como Ghilas, Fausto Rossi, Krhin y Bebè fueron expedientados por salir de fiesta hasta altas horas de la madrugada cuando no debían, es decir, después de caer derrotados frente al Real Madrid.