El Real Madrid no está pasando por un buen momento de juego, ni de resultados. Tras perder el liderato y estar a punto de caer en casa ante el Schalke en Champions, donde el Bernabeu ya quedó descontento con el equipo. Fue el turno del Levante de visitar el Bernabeu, y el #Real Madrid, ganó por 2-0, pero el equipo no convenció a la afición que siguió pitando al equipo.

Uno de los pitados en el partido fue #Cristiano Ronaldo, el ganador del premio Balón de Oro de la FIFA, que sin duda no está en su mejor nivel. Tras dejarlo con su pareja Irina Shayk, su fiesta de cumpleaños tras perder por goleada el derbi del Calderón y sus repetitivos fallos y reacciones a sus goles y a los de sus compañeros, el Bernabeu muestra su descontento, tras una pérdida de balón, y sin intención de bajar a defender para recuperarlo.

Anuncios
Anuncios

Tras los pitos, Cristiano se giró hacia la grada y los miró de manera desafiante, haciendo muecas como si no entendiera dichos pitos.

Y es que no gustó nada a la afición madridista que tras no entrarle una chilena, que sacó bajo palos un defensa del Levante, no celebrará el gol que abría el marcador por parte de Gareth Bale, levantando el brazo y lamentandose por su fallo anterior. Parece que solo piensa en si mismo y no le importa ni que su equipo se adelante en el marcador tras unos partidos malos.

Finalmente el Real Madrid ganó ante el Levante por el corto resultado de 2-0, sin convencer y un resultado corto, en casa, ante un rival de nivel bastante inferior. El portugués, aunque participó en los dos goles, no le terminan de salir las cosas y muestra su descontento.

Ahora, se rumorea sobre su situación en el Real Madrid, ya que cenó con su ex-entrenador Sir Alex Ferguson, que intentó convencerle para que volviera a la que fue su casa, el Manchester United, que tampoco está pasando por su mejor momento.

Anuncios

Hasta el momento, Cristiano se desvanece, le pitan, no termina de marcar goles, y ha perdido el pichichi con Leo Messi. Además de que su equipo ha perdido el liderato en la competición local, y como ya vimos con Casillas y Bale, ahora los pitos fueron para el portugués. #Fútbol