Ya sabemos cómo jugará el Atlético este martes en el Calderón. No hace falta que nos digan que saldrán a por todas, a poner intensidad en cada acción, en cada lance y en cada remate. Se harán fuertes atrás e intentarán aprovechar alguna contra para remontar el 1-0 de la ida ante el Bayer Leverkusen. El año pasado tomaron ese camino y en las vueltas de las eliminatorias no les fue nada mal, a pesar de que los encuentros de ida le costaron especialmente.

En los partidos de ida de la Champions 2013/14, donde llegó a la final de Lisboa, el Atlético de Madrid sólo se llevó la victoria en el lance de octavos de final (0-1) ante el Milan italiano.

Anuncios
Anuncios

Y eso que le costó lo suyo, pues ese solitario gol de Diego Costa no llegó hasta el minuto 83. Los otros dos primeros encuentros de cuartos y semis los empató 1-1 y 0-0 ante Barcelona y Chelsea respectivamente.

Pero en los encuentros de vuelta la película fue muy distinta. Si bien ante los rossoneros aprovecharon la ventaja de la ida para golear 4-1 en el Calderón, ante los azulgrana vencieron por 1-0 con un solitario gol de Koke al comienzo del partido y ante los blues en semifinales remontaron el inicial gol de Fernando Torres para pasar a la final por un 1-3.

Enfrente tendrán esta noche al Bayer Leverkusen, un equipo que ya llegó a la final en 2002 ante el Real Madrid y que en estos momentos lleva tres victorias seguidas en la Bundesliga y marcha en la cuarta posición en Alemania.

Anuncios

Su mayor virtud son las salidas a la contra y prueba de ello es la velocidad y efectividad del coreano Son Heung-Min, del turco Hakan Çalhanoglu o del alemán Stefan Kiessling, entre otros.

De esta manera, el conjunto que dirige Diego Pablo Simeone querrá evitar algunas de las decepciones que ya viviese la parroquia rojiblanca en Champions en la fase de eliminatorias previamente. En 2009, el Oporto superó al Atlético tras empatar a dos en Madrid en la ida y a cero en la vuelta en Portugal.

En 1997, justo la anterior participación de los del Manzanares en la máxima competición europea, el Ajax de Ámsterdam apeó a los madrileños de la competición. Al 1-1 en tierras holandesas le siguió un encuentro de vuelta en el Calderón que los visitantes se acabaron llevando en la prórroga por 2-3.

Al Atlético de Madrid, al menos en el formato '#Champions League', no se le han dado muy bien los encuentros de ida en las eliminatorias finales. Tampoco el último que han disputado en el año 2015, pero si toman como referencia lo realizado en los duelos de vuelta de la temporada pasada, estarán más cerca de estar en el bombo de cuartos de final de este próximo viernes. #Fútbol