El Athletic se impuso por 0-2 al Espanyol en el partido de vuelta de las semifinales de la Copa del Rey y se medirá al Barcelona en la final, que tendrá lugar el 30 de mayo en escenario aún por decidir. Tras el 1-1 de la ida en San Mamés, los periquitos partían con algo de ventaja y se veían como favoritos, pero los leones fueron muy superiores en el partido de vuelta y lograron meterse en su tercera final de Copa en siete años.

Los rojiblancos eran conscientes de la importancia del choque y salieron muy motivados, planteando un partido muy serio. Los locales se vieron sorprendidos por la presión que ejercía su rival y acusaron los nervios y la presión de verse tan cerca de la final.

Anuncios
Anuncios

El Athletic tenía controlado el partido mientras que el Espanyol se veía incapaz de realizar su juego. Fue entonces cuando apareció Aduriz, que controló un balón en el borde del área y disparó cruzado logrando el primer gol de los bilbaínos. Eran entonces los catalanes los que tenían que marcar para no quedar eliminados.

Pero todo el esfuerzo fue inútil ya que los jugadores rojiblancos mantuvieron la calma y supieron controlar el partido sin dar opciones a su rival. En la segunda parte las cosas siguieron por los mismos derroteros. El Espanyol intentando sin éxito lograr el gol que les metiera de nuevo en el partido y el Athletic, muy serio, haciendo su juego. San José y Rico en el medio del campo fueron dueños del balón e impidieron en todo momento que sus rivales hilaran jugadas de peligro.

Anuncios

Sin embargo, el Athletic seguía llegando con peligro a la meta rival. Y en uno de los corners sacado por Iraola llegó el segundo gol visitante gracias a un cabezazo del central Etxeita. La eliminatoria quedaba así sentenciada.

Los leones se colaban así en su tercera final de Copa desde 2007 y tendrán como rival al mismo de las anteriores dos ocasiones, el Barcelona. En las dos finales anteriores la victoria cayó del lado culé, quizá sea ahora, a la tercera, cuando llegué la vencida para el Athletic. #Fútbol