El domingo 15 de Febrero será recordado por todos los españoles como el día en el que los hermanos Pau y Marc Gasol realizaron el salto en el partido de las estrellas de la NBA. Es la primera vez que dos hermanos se enfrentan en un All-Star Game y como titulares, Pau anotó 10 puntos y capturó 12 rebotes, y el pequeño de los hermanos metió 6 puntos y cogió 10 rebotes.

El fin de semana comenzó con el Raising Star Challenge, que se disputó entre jugadores de primer y segundo año estadounidenses y jugadores nacidos en el resto del mundo. El partido careció de intensidad y los jugadores buscaban el espectáculo en favor del público que había llenado el Barclays Center.

Anuncios
Anuncios

El MVP fue Andrew Wiggins que anotó 22 puntos. El encuentro lo ganó el equipo formado por jugadores de todo el mundo gracias a la aportación del MVP y el español Nikola Mirotic entre otros.

El sábado fue el día de los concursos, comenzando con el concurso de tiro donde participan 4 equipos capitaneados por Bosh, Curry, Millsap y Westbrook. Cada capitán compartía equipo con una leyenda de la liga y una jugadora de la liga femenina de #Baloncesto. El equipo ganador fue el de Bosh que contó con la ayuda de Dominique Wilkins y Swin Cash para llevarse el trofeo. La noche continuó con el concurso de habilidad que reunió a 8 de los jugadores más hábiles del campeonato. El torneo se organizó en cuatro enfrentamientos directos; Knight y Breverley se encontraron en la final y el base de los Rockets salió vencedor.

Anuncios

El plato fuerte del sábado llegó con los concursos de mates y triples, que presentaban carteles espectaculares. Los "splash brothers" lideraban una lista de grandes lanzadores para el concurso de triples, entre ellos el campeón del curso pasado Marco Belinelli. Cada jugador disponía de una ronda de tiro para superar el primer corte, y los tres mejores se clasificarían para la gran final. El corte quedó en los 23 puntos que consiguieron tanto Irving como Stephen Curry, y Klay Thompson fu el máximo anotador de la primera ronda con 24 tantos. En la final Curry salió vencedor tras una serie de 13 canastas consecutivas que dejó al público boquiabierto y consiguiendo 27 puntos.

El concurso de mates tenía como mayor expectación al rookie Zach LaVine y al sorprendente jugador de los Bucks, Antetokoumpo. Por su parte, Oladipo no quiso faltar a su cita con el show y Plumlee quiso demostrar que los pivots saben machacar. El concurso comenzó lento y bastante errático con los fallos de Antetokoumpo y Plumlee, pero la salida a cancha de Oladipo cantando el "New York, New York" de Frank Sinatra despertó al público.

Anuncios

Su entrada dio pie a un gran mate que levantó a todo el pabellón, pero el gran momento de la noche llegó cuando el gran favorito, LaVine, salió a escena y con cuatro mates brutales se llevó el título con tan solo 19 años.

El fin de semana se cerró con el partido entre las estrellas de la Conferencia Este, dirigidos por el entrenador de los Hawks, Budenholzer y el Oeste entrenados por Steve Kerr. El partido estuvo marcado por una lluvia de tiros de tres puntos, siendo el partido con más triples de la historia de los All-Star Game. Stephen Curry fue el jugador que más espectáculo ofreció, Lebron James buscó ser el mejor jugador del encuentro desde el inicio y el posible pique entre los hermanos Gasol se llevaba todos los focos hasta que surgió la figura de Russel Westbrook. El base de Oklahoma terminó la primera parte con 27 puntos y acabó anotando 41 puntos para llevarse el MVP.