Aunque a la mayoría de ustedes no les suene, Hyvon Ngetich es sin duda alguna la gran protagonista del deporte de lo que llevamos de año por delante de Messi, Ronaldo o Djokovic.

La imagen de la atleta keniana entrando a meta gateando ha dado la vuelta al mundo, lo que falta, a tenor de la repercusión mundial que está teniendo la tenacidad y capacidad de esfuerzo de la maratoniana.

Todo se produjo el pasado domingo, cuando Hyvon Ngetich, una atleta profesional de Kenia, se disponía a ganar la prueba texana tras más de 42 kilómetros liderando la prueba hasta que, como si hubiera sido golpeada por el cansancio, Ngetich recibió la visita de 'el hombre del mazo' y le otorgó una pájara de un considerable tamaño.

Anuncios
Anuncios

Tanto fue así que la líder de la prueba, a tan sólo 50 metros para el final, al más puro estilo Carlos Sainz y Luis Moya, se precipitó extenuada sobre el asfalto de la línea de meta cayendo fulminada y perdiendo así toda opción de triunfo.

Una vez sobre el suelo, y después de que se le acercaran las asistencias médicas para preguntar cuál era su estado, Hyvon Ngetich decidió rechazar toda ayuda externa y comenzar a arrastrarse por el asfalto en busca de la línea de meta para completar así los 42.195 metros de la Maratón de Austin, cuya victoria llegó a rozar con las manos.

Desde que comenzara a gatear pasaron varios minutos hasta que la keniana pudo rebasar la línea de llegada en un momento tan emocionante como tenso en el que el público asistente y el speaker dejaron de seguir el trascurso normal de la prueba para narrar la hazaña de esta atleta.

Anuncios

Finalmente, y sin ayuda externa, tal y como exige el reglamento, Ngetich logró dar el último gateo y entrar en meta con la boca llena de babas y una cara de extenuación tras el brutal esfuerzo realizado que conmovieron a todos los presentes en ese momento y a los que después hemos podido disfrutar de unas imágenes que son todo un ejemplo de superación y esfuerzo en el deporte.

Finalmente, y parece lo menos importante, Hyvon Ngetich fue tercera. De las dos primeras nadie se acuerda.  #Estados Unidos #Atletismo