Hace un año ya desde la marcha de Luis Aragonés, todos lo recordamos como entrenador, tras su paso por el Atlético de Madrid y por la Selección. Su temperamento y su sincero trato con los jugadores fueron las dos características que más reflejaban a "el Sabio de Hortaleza". Nacido en Hortaleza, Luis comenzó a destacar como mediapunta hasta que debutó con el Club Getafe Deportivo, y, tras su paso por el Real Madrid Castilla y Real Oviedo, se incorpora a las filas del Atlético de Madrid, club en el que posteriormente se retiraría. Como futbolista, obtuvo un palmares de tres ligas y dos copas del Generalisimo. Con 36 años se retira como futbolista en el 1974.

Anuncios
Anuncios

En la temporada siguiente, ya como entrenador, comienza a dirigir al Atlético de Madrid. Esta faceta de técnico es la más conocida, ya que entrenó a varios equipos, a destacar, Real Betis Balompié, FC Barcelona, RCD Espanyol, Sevilla, Valencia CF, Real Oviedo, RCD Mallorca y el Fenerbahçe turco. El zenit de su carrera como entrenador fue nada más y nada menos cuando se convierte en seleccionador nacional, sustituyendo a Iñaki Saez, en 2004. Pese a la eliminación de España en el Mundial de 2006 a manos de Francia, Aragonés decide continuar como técnico.

Con la ausencia de Raúl González en la convocatoria para disputar la Eurocopa de Austria y Suiza de 2008, fue objeto de muchas críticas. Pero consiguió, con un equipo renovado formado por jóvenes y veteranos acabar con la maldición de los cuartos y pasar a semifinales.

Anuncios

Tras ganar a Rusia en semifinales, "La Roja" llega a la final teniendo como contrincante a la temida Alemania, pero un gol de Fernando Torres dio el Campeonato a España. Posteriormente, se retiraría del mundo del #Fútbol dando paso a Vicente del Bosque como entrenador nacional.

Querido por todos los futbolistas que ha tenido a su cargo, destacan de él su fuerte carácter y su sinceridad en el trato. Fue protagonista de momentos inolvidables. Hace un año ya que nos dejó, pero siempre estará en nuestros corazones. Gracias Luis. Siempre con nosotros.