Hace ya cinco meses que el magnate de Singapur Peter Lim desembarcó en #Valencia de manera oficial, tras un proceso no exento de polémica, algo que al parecer no puede faltar en el Valencia C.F. Con su llegada comenzaba una nueva etapa ilusionante para el valencianismo. La apuesta de Lim hace soñar a los aficionados con volver a luchar con los grandes de Europa, lograr contrataciones inimaginables años atrás, volver a la estabilidad que tanto se echaba de menos en Valencia y al fin no tener que vender a sus estrellas al mejor postor a las primeras de cambio. 

La puesta en marcha del proyecto no se hizo esperar, incluso en verano, antes de la llegada oficial del magnate, el club ya realizó varias incorporaciones con el objetivo de hacer un equipo capaz a luchar por todo.

Anuncios
Anuncios

El club ché también se convirtió en protagonista del mercado de invierno con la contratación del internacional argentino Enzo Pérez por la friolera de 25 millones de euros.

Una vez cerrado este capítulo, comenzaba el de las renovaciones. Se empezó con la piedra angular de la cantera del Valencia, el delantero Paco Alcácer, que renovó sin dificultades hasta el año 2.020 y posteriormente se cerró la renovación de lateral derecho Antonio Barragán para dos años más. Tras estas dos negociaciones fáciles se comenzó la de José Luis Gayà.

 El lateral izquierdo de Pedreguer se ha convertido en la revelación de La Liga haciendo al Valencia y al valencianismo disfrutar con su juego. Pero, como era de esperar, el joven futbolista de 19 años no tardó en despertar el interés de grandes clubes como el #Real Madrid o el Arsenal.

Anuncios

Este interés hizo que Rufete, director deportivo del conjunto del Turia, se pusiera manos a la obra en la renovación de Gayà. Una negociación que no parecía demasiado complicada, pero ahí estaba el Real Madrid para conseguir que lo fuera. El conjunto de la meseta trasladó rápidamente el interés por el futbolista, ¿o fue el agente del jugador el que hizo que esa oferta llegara tan velozmente?

De una forma o de otra, este movimiento del conjunto de la capital española ha conseguido endurecer al máximo las negociaciones. Y claro, una vez se entromete el Real Madrid, también lo hace la prensa de este equipo, tratando de manipular y tergiversar cualquier palabra de los dirigentes del Valencia C.F. sobre el joven lateral.

En la entidad valencianista nadie duda de que José Luis Gayà acabará renovando por el Valencia C.F., es lo que desean, por el momento, tanto el jugador como el club, eso sí, no será tan fácil como parecía. Estas ofertas "casualmente" tan oportunas, harán que el club ché tenga que poner sobre la mesa una renovación a la altura de los mejor pagados del equipo, dejando de ser una joven promesa para convertirse en un referente, por contrato.

Anuncios

Así es el fútbol en estos días, cuestión de dinero, no de sentimientos. Un juego de estrategia en el que todos saben jugar sus cartas, el jugador quiere renovar por su equipo de toda la vida, y el club lo quiere, pero ya se encargan los representantes y los clubes de que esa relación no sea tan fácil, y sobre todo, tan barata.