El sábado del 7 de febrero del 2015 será recordado por todos los aficionados del Atlético de Madrid por la aplastante victoria por 4-0 sobre el eterno rival. Dos horas antes, pero en el norte de Londres, los aficionados del Tottenham celebraron la remontada de su equipo ante el Arsenal con un doblete del canterano Harry Kane. Ya a las 18.30, cuando los aficionados colchoneros celebraban su victoria, a orillas del río Mersesyde, Liverpool, los aficionados del Everton y el Liverpool disfrutaban del último derby de Steven Gerrard.

La jornada 24 de la Premier League comenzó con uno de los platos fuertes del fin de semana, el derby del norte de Londres entre el Tottenham y el Arsenal disputado en el feudo de los spurs. En juego estaba la quinta plaza y el seguir de cerca los puestos que dan acceso a la Champions League. El equipo local salió con todo desde el comienzo del encuentro, llevando el peso de la posesión y metiendo a los gunners en su campo. Pero fueron los visitantes los que se adelantaron en el marcador tras una galopada de Welbeck que remató defectuosamente Giroud y que, en posición dudosa, Mesut Ozil mandó a la red. Tras el gol encajado los locales dieron un paso más adelante asediando la portería de David Ospina, que fue uno de los mejores jugadores de su equipo con varias acciones de mérito debajo de los palos.

Al comienzo de la segunda parte, tras un saque de esquina el delantero inglés Harry Kane puso el merecido empate en el marcador. Tras el empate el partido se rompió totalmente, siendo los porteros de ambos equipos protagonistas, hasta que en el minuto 86 otra vez Kane se elevara por encima de la defensa para poner el definitivo 2-1 en el marcador. Con esta victoria el equipo de Pochettino se aúpa a la quinta plaza y aventaja en un punto a su máximo rival.

Sin tiempo para descansar, en Madrid se disputaba el derby entre el Atletico de Madrid y el Real Madrid, que se convertiría en un partido histórico para la memoria de todos los aficionados colchoneros. El Vicente Calderon era una olla a presión desde mucho antes de comenzar el encuentro y los jugadores dirigidos por el Cholo Simeone entendieron el mensaje, y para el minuto 20 ya vencían por 2-0 con goles de Tiago y Saúl. El equipo de Ancelotti no encontraba respuesta a la intensidad, la presión y el juego expuesto por los locales, y así en el minuto 70 Griezmann mandó el balón a la red para sentenciar en el encuentro, y a un minuto para el final Mandzukic se unía a la fiesta marcando el definitivo 4-0. Tras esta contundente victoria, el Atlético se acerca a cuatro puntos a su máximo rival y hace que el Barcelona se ponga a un solo punto del Real Madrid en la lucha por la primera plaza.

El partido disputado entre el Everton y el Liverpool suponía el último derbi de Mersesyde para Steven Gerrard, que semanas atrás había anunciado que no renovaría su contrato con el equipo de Anfield. El partido no tuvo goles pero no por eso careció de emoción e intensidad. Los locales basaron su juego en el contraataque y el Liverpool llevó los mandos del encuentro con un Sterling muy participativo. Las ocasiones se sucedieron en ambas porterías pero el gol no llegó gracias a las buenas intervenciones de ambos porteros. Este empate mantiene al Liverpool en la lucha por los puestos europeos y aleja un poco más al Everton de la zona comprometida de la tabla.

Tras este fin de semana lleno de emociones, la Premier League tendrá jornada entre semana y en el #Fútbol español se celebrarán las idas de las semifinales de la Copa del Rey. #Liga