Cuando Siqueira envió ese gran pase a Torres y éste se revolvió magistralmente y la colocó al palo, inalcanzable para Ter Stegen, intuimos que algo mágico podía pasar en la Ribera del Manzanares. El Atlético de Madrid, había salido en tromba, como se preveía y se encontró con el resultado soñado, antes del minuto 1 del choque. En contra de lo que se podía prever, el Atlético en lugar de jugar con cabeza, siguió sobreexcitado, algo anormal en el equipo del Cholo, que debería haber bajado revoluciones y contemporizar un poco con un resultado que imprevisiblemente, se le empezaba a poner de cara, nada más comenzar el partido.

El Barça, jugaba a "contraestilo " enviando pelotazos y dividiendo la posesión del balón, cuando en el minuto 8, una contra mortal, en la que Suarez filtró un pase mortal de necesidad, dejó a Neymar delante de Oblack, al que batió de tiro cruzado. 1-1 y de nuevo eliminatoria a favor del Barcelona. Fue entonces cuando Gil Manzano se erigió como protagonista del encuentro. Malo, muy malo, calamitoso. Creo que para estos partidos, se necesita alguien de más enjundia.

Mediada la 1ª parte, metió dentro una obstrucción de Mascherano a Juanfran Torres, penalti, con el Barça llevándose las manos a la cabeza. Raul García agarra la bola y... 2-1 a favor del Atleti, teníamos partido de nuevo, un gol clasificaba a los del Manzanares. Pero de nuevo, cuando menos se esperaba, en la única jugada trenzada del Barcelona en la 1ª parte, corner. Remata Busquets y el bueno de Miranda, la metió para dentro. 2-2 y otra vez a la machada.

Y aquí fue, a 2 minutos del final de la 1ª parte, cuando se terminó el sueño rojiblanco. Penalti claro por manos de Jordi Alba a remate de Griezman, el trencilla no pita, contra brutal de nuevo del Barça, gol de Neymar y a dormir hasta semifinales. En el túnel de vestuarios expulsa al capitán Atletico Gabi, por decirle "ha sido penalti y expulsión". Y se terminó de cargar un partido al que no le había faltado emoción y que había tenido 5 goles.

De la 2ª parte, mejor no hablar, fue una auténtica pantomima, de un Atlético en inferioridad y totalmente frustrado, que se dedicó a dar patadas por doquier. Mario Suárez, duró mucho en el campo. Mención aparte, merecieron algunos jugadores del Barça, que aguantaron toda clase de tarascadas estoicamente. Incluso pudimos ver un " gran lanzamiento de bota " de Arda Turán, si llega a dar al linier, no juega en 10 partidos, afortunadamente no fue así. Y con el pitido final, se terminó la eliminatoria, pase para el Barça, que se postula como el gran favorito a la competición. #FC Barcelona