Hace ya unos cuantos años, llegó a España un portero un tanto peculiar, porque siempre Vallecas se ha caracterizado por ser un barrio de Madrid también extraño pero a la vez acogedor, y a sus inmediaciones deportivas, donde reside el Rayo, club del barrio, este personaje llegó para conquistar el corazón de todos sus aficionados. Me refiero al portero Wilfred.

En los años que estuvo como portero titular del equipo franjirrojo gozó de una enorme popularidad entre la gente de la barriada, que siempre le consideró uno de los grandes ídolos de un equipo que despuntaba en aquella época con victorias épicas contra el Real Madrid o su clasificación para Europa.

Anuncios
Anuncios

Es más, en un pequeño homenaje, en los bares, en aquellos que había futbolines, se le pintaba al portero la cara de negro en clara referencia al emblemático portero.

Pero la vida de nuestro protagonista ha dado un triste vuelco, porque se encuentra arruinado, sin dinero por motivos personales, y postrado en una cama de un hospital, donde un cáncer le está ganando poco a poco la batalla ya que no dispone de medios para luchar contra él.

Su situación económica dista de ser la de cualquier futbolista, porque lo poco que ganó lo tuvo que dedicar íntegramente a su esposa ya que estuvo enferma. Al final, acabó falleciendo tras una larguísima enfermedad. Es más, tras retirarse del #Fútbol, el portero ha tenido que hacer de mensajero o portador de maletas (se le ha podido ver en un programa de tele haciendo su trabajo) y ahora la enfermedad le ha ganado la batalla.

Anuncios

Sus amigos piden ayuda para poder prestarle ese dinero que necesita, porque el tratamiento es muy caro y no sabe cómo van a hacer frente. El club donde paso muchos años ha respondido y de momento va a traer a los familiares directos a España para que puedan estar con él. El resto de gente esperan que se muevan y les ayuden a superar una enfermedad que es muy dura.

El mundo del fútbol ya le ha mostrado su apoyo desde muchas instituciones y esperan poder ayudar a luchar a este ejemplo de gran persona.