Ya van quedando menos días para que la nueva escudería de #Fernando Alonso presente su nuevo coche al mundo. El MP4-30 se dará a conocer el próximo día 29 de enero; éste será el nuevo monoplaza del asturiano y de Jenson Button durante el mundial de Fórmula1 del 2015. Esta va a ser la nueva apuesta de McLaren en esta nueva temporada, y nos darán a conocer el modelo de monoplaza y los colores que lo liderarán. 

Aún con todo esto, por lo novedoso y secreto del coche, el futuro más próximo no pinta demasiado bien para dicha escudería. Los Mercedes, parece ser, seguirán en cabeza en las pistas. Fernando Alonso quiere luchar por la victoria tras su crisis con Ferrari, pero mucho nos tememos que va a ser otra dura temporada para el piloto español. Las apuestas no pintan favorables. 

La semana que viene y antes de presentar la nueva apuesta en forma de coche, el equipo tendrá una reunión con la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), para que se les permita mejorar durante la temporada, sus motores Honda. 

Esta previsto, que el lanzamiento del MP430, sea "online" y así lo han hecho público a través de un mundo dirigido por las redes sociales como desde el twitter MacLaren-Honda. Tan solo tres días después de dicha presentación, tendremos una demostración de sus logros en Jerez, realizando los test de pretemporada que se llevarán a cano en dicho circuito.  #Fórmula 1

En referente a la Fórmula1 en general y a su calendario en particular, debemos añadir que este año, volverá a participar con su circuito México, ausente durante varias temporadas. Así que amigos del mundial, estaremos pendientes del nuevo monoplaza de nuestro piloto más internacional y esperando ver los nuevos colores que conllevará la escuderia, siendo varias las hipótesis que se barajan, basando en antiguos tiempos y en carreras de antaño. Que si en tonos anaranjados como usaban en los años sesenta, aunque una inmensa mayoría de los cibernautas se decantan por elegir los colores rojo y blanco que lucían Ayrton Senna y Alain Prost. Sea uno u otro, lo que hace falta, es que el coche funcione en carrera. ¡Suerte!