El Real Madrid apenas muestra oposición a estas alturas por retener a Asier Illarramendi. Los pocos minutos que acumula el centrocampista y la inminente llegada de Lucas Silva al club blanco parecen indicar que el futuro de Illarramendi no pasa por Chamartín. Y si a eso le sumamos la tentadora oferta -entre 20 y 25 millones de euros- que el Athletic está dispuesto a poner encima de la mesa por el futbolista de Mutriku, la cosa se esclarece en mayor grado.

El Athletic no pasa ni de lejos por su mejor momento futbolístico y el Real Madrid quiere confeccionar una plantilla aún más competitiva. Alicientes que pueden ayudar a acercar posturas entre madridistas y 'leones' para que Asier Illarramendi se instale en Bilbao.

Anuncios
Anuncios

No obstante, y pese al exquisito cartel que presenta 'Illarra', surge una cuestión en el entorno rojiblanco que podría causar el replanteamiento de su fichaje: ¿Necesita realmente el Athletic a Asier Illarramendi?

La necesidad imperiosa del Athletic de encontrar alternativas que enderecen el rumbo de su juego podría convertirse en un arma de doble filo. Aunque la calidad y visión de juego de Illarramendi están fuera de discusión, ¿sería el guipuzcoano la solución al bache deportivo del Athletic o lo acrecentaría porque no es el perfil más fundamental y su incorporación supondría frenar en seco la proyección de algunos canteranos?

La realidad es que si hay línea del campo que precisamente no está exenta de efectivos es el centro del campo. Iturraspe, pese a ser la sombra del de la temporada anterior, capitanea la medular junto a un Mikel Rico generoso en el esfuerzo.

Anuncios

Ambos están siendo los únicos prácticamente fijos para Ernesto Valverde en la presente temporada. A ellos hay que sumarle un Beñat que desprende más pena que gloria, los canteranos Erik Morán, Unai López y Ager Aketxe al igual que el 'sorprendente' Mikel San José, quien tan pronto da una de cal como otra de arena, pero que también se las puede arreglar en esa zona.

Con el panorama tan oscuro que se viene dibujando en Bilbao, la posible llegada de Illarramendi generaría al menos ilusión y que algunos comiencen a ajustarse las tuercas de verdad. Y eso, tal y como están las cosas en el entorno rojiblanco, no es poco. El devenir de los próximos días dictará sentencia. #Liga #Fútbol #Deportes Bilbao