Uno de los principales periódicos deportivos españoles, el As, lleva a su contraportada de cada día una chica ligera de ropa y luciendo sus encantos corporales. En la edición del último día del año, además de la habitual contraportada con chica luciendo curvas generosas, también la portada está presidia por otra chica, esta con mucha más ropa que la de la contraportada, vestida incluso espectacularmente, con un traje largo, de noche.

Elegantísima y radiantemente guapa, Mireia Belmonte ha conseguido robar la última portada del año a los habituales de las portadas deportivas como Cristiano Ronaldo o el Real Madrid en general, y brinda con los lectores por el nuevo año.

Anuncios
Anuncios

No es la primera vez, en escasas fechas, que el As lleva una chia en su portada, además de en la contraportada. En la anterior ocasión la chica de la portada tampoco es que llevase mucha más ropa que la de la contraportada, la chica de la portada iba en bañador y estaba en el agua de una piscina, pero no era una foto pretendidamente sexy, era una foto deportiva. 

La protagonista también era Mireia Belmonte, en esa ocasión celebraba exultante el triunfo que acababa de conseguir en una carrera del Campeonato del Mundo. Una más de las 53 medallas que ha conseguido en todos los campeonatos en los que ha participado este año, año en que la nadadora de Badalona también ha conseguido batir cinco récords mundiales. 

Lo de Mireia no es solo éxito deportivo. También es un ejemplo de trabajo, esfuerzo, constancia y de que, cuando en la vida se cierra una puerta, puede abrirse otra, algo que puede resultar esperanzador para mucha gente en los desgraciados tiempos que nos están tocando vivir.

Anuncios

Mireia saltó del anonimato en el que, a pesar de sus méritos, viven la inmensa mayoría de deportistas que no practican deportes de masas, como el fútbol, y sobre todo el deporte femenino, al conocimiento del gran público en las Olimpiadas de Londres de 2012. Consiguió dos medallas de plata, algo tan poco habitual en la natación española que la convertía en la mejor nadadora olímpica española de todos los tiempos.

A pesar del éxito olímpico, al volver de Londres, Mireia Belmonte tuvo que sufrir meses de parón. Su club de toda la vida, en el que había estado entrenando durante años, ya no podía hacer frente a su ficha y ella quedó en el paro. Paro deportivo, pues no es "oficialmente" una deportista profesional, a pesar de las muchas horas que cada día dedica a entrenar. Mireia Belmonte es estudiante, concretamente de dirección y gestión de empresas, y fue la Universidad la que vino al rescate de Mireia.

Concretamente la Universidad Católica "San Antonio" de Murcia, una institución privada, ligada a la Iglesia Católica.

Anuncios

La UCAM, mediante un programa de estudios semipresencial, le permite a Mireia compaginar los estudios con seguir entrenando en Sabadell y tener ficha federativa por el Club Fuensanta UCAM de Murcia. Así, la nadadora Belmonte, no solo ha mantenido el nivel que ya tenía antes de la Olimpiada de Londres, sino que ha incrementado los triunfos, como ha demostrado este año y como promete seguir aumentando el próximo año.

Bien podría servir el ejemplo para los millones de personas que ahora están en paro, si ya no pueden seguir trabajando con su empresa de toda la vida, tal vez será porque habrá otra "UCAM" que les permitirá mejorar su vida. Que el brindis de fin de año que Mireia Belmonte nos hace desde la portada del As, sea una llamada a la esperanza para todos.  #Navidad