Los grandes entrenadores de #Fútbol, en ocasiones son un tanto excéntricos, como fuera el caso de Johan Cruyff, o incluso su pupilo, Pepe Guardiola que también tiene bastante de esta cualidad o defecto, pues en Mourinho, a veces su excentricismo, se convierte en un defecto. Pero no solo son excéntricos los buenos entrenadores, también los hay malos, con excentricidades, un ejemplo claro, es Luis Enrique, que ha día de hoy no se sabe si es más excéntrico que mal entrenador, pero en ambos casos tiene muy acentuados estos dos rasgos.  

En primer lugar, lo de mal entrenador creo que ya no lo cuestiona casi nadie, porque lo está demostrando jornada a jornada. Porque solo hay que ver un par de partidos seguidos para darse cuenta de esto. Ya que el Barça siempre a destacado, al menos en estos últimos años de éxito, por ser un equipo, perfectamente sincronizado, tanto para atacar como para defender, y eso hoy ya no se ve. Lo jugadores no saben como moverse en el campo, y eso es algo que se debe achacar al trabajo que se realiza entre semana en los entrenamientos, trabajo que, visto lo visto en los partidos oficiales, parece que no se lleva a cabo, al menos como se hacía antes.

En segundo lugar, en cuanto a las excentricidades del asturiano, tenemos muchas y más si lo comparamos con el año pasado, con la temporada en la que el Tata Martino, entrenador serio y nada excéntrico, poco se la experimentaba con el equipo titular. Pues sí eso era el año pasado, ahora con Luis Enrique, esto ha cambiado, pero para mal. Y es que ayer dio un claro ejemplo de esto, que lleva haciéndolo toda la temporada. Porque decirme que es sino, lo que hizo ayer, al no alinear a su mejor equipo, al dejar en el banquillo a Messi y a Neymar, para enfrentarse a una R. Sociedad, que esta temporada ha logrado ganar tanto al R. Madrid, como al Atlético de Madrid. Pues bien, cuando todo el mundo era consciente de esto, Luis Enrique, que se ve que todavía vive en Disneyland, alineó casi al equipo filial. 


Pues el experimento le salió rana, perdieron por 1-0 y sacó a Messi y Neymar en la segunda parte, que poco pudieron hacer con una R. Sociedad, que realmente fue superior al Barça durante casi todo el partido. Tras este tropiezo, que no permite aprovechar la derrota del R. Madrid, el pasado sábado contra el Valencia, lo que tal vez salve a este F. C Barcelona, sea que Luis Enrique se de cuenta de que tiene que dar continuidad a su equipo titular, para que cojan soltura dentro del campo. 

Ahora, la realidad es que, Luis Enrique ha demostrado que es excéntrico, vamos como el mismo dijo, que vive en "Disneyland", por lo que solo nos espera ver como en los octavos de final, contra el Manchester City, el Lucho alinea a medio Barça B dejando dándoles descanso a Messi y Neymar para jueguen descansados contra el Deportivo.  #FC Barcelona