La temporada 2014/15 empezó muy mal para el Albacete, una nefasta racha de resultados con derrotas se cebó con el equipo manchego, en concreto siete derrotas consecutivas fueron las que han metido al equipo en puesto de descenso; pero no solo ha sido esa la consecuencia, el Albacete aparte de estar en posiciones de descenso, también es el último de la categoría, es el colista de la Segunda División del #Fútbol español.

No todo fue negativo en el arranque de la temporada, ya que se consiguieron muy buenos puntos en campos muy complicados de la categoría, el primero de ellos fue en Tenerife, en la jornada a domicilio en uno de los campos más complicados de la categoría, como es el Heliodoro Rodríguez López, ante un equipo que sin duda opta a pelear hasta el final por el ascenso, el Tenerife.

Anuncios
Anuncios

En la jornada cuatro se consiguió una de las victorias mas importantes hasta el momento, una victoria que dio moral al equipo, aunque no haya servido de mucho, pero se ganó. Fue ante el Betis por 0-1, también a domicilio, esta vez en el Benito Villamarín, ante otro equipo que tiene la obligación de pelear por ascender a Primera División, o al menos de intentarlo.

Sin duda cuatro puntos más que buenos en esos dos partidos, incluso hubieran podido ser 6, ya que los manchegos tuvieron en el Heliodoro la oportunidad de marcar más de un gol y el tanto de los locales y el empate llegó tras un error clamoroso de la defensa,;de todas formas fueron cuatro puntos muy buenos, tenemos que tener en cuenta que el Albacete viene de una categoría inferior y eso se nota.

Después de la victoria en Sevilla, el club entró en una relajación y en una euforia desmedida, como ya comenté anteriormente llegaron siete derrotas consecutivas, varias de ellas muy evitables y abultadas, en campos donde el equipo manchego debe ser superior.

Anuncios

Pero por el contrario, el Albacete ha jugado como un equipo inferior, regalando goles a los rivales y dejando escapar puntos que nunca se debieron perder; por ello el equipo ahora está donde está, en último lugar. Ahora se buscan soluciones a la desesperada, el margen de error es muy pequeño en esta categoría y las claves para la salvación pueden estar en los más pequeños detalles.

Uno de ellos puede estar en el vestuario, el equipo ha demostrado más que de sobra que cuando salen al terreno de juego con convicción y juegan unidos, las posibilidades de ganar son más reales, como por ejemplo en Barcelona, el equipo remontó un 1-0 en contra y se impuso al filial del Barcelona por 1-2, en un encuentro marcado por las inmensas lluvias.

Las claves para la salvación, básicamente se basan en garra, coraje y corazón, el Albacete lo tiene, pero tiene que empezar a creérselo desde ya, sino será más que complicado el milagro y el equipo de la mancha se verá obligado a volver al abismo de la Segunda División B. #Liga