Ayer quedó claro que Anoeta, campo de la Real Sociedad, es considerada un fortín para los equipos grandes. Tras la derrota de los dos conjuntos de la capital, Real Madrid y Atlético, llegaba ayer el Barcelona con la imperiosa necesidad de conseguir la victoria sabedores de que el Real Madrid acababa de pinchar con el Valencia y que ponía a su equipo por delante en la tabla, eso sí, con un partido más.

Pero la victoria no llegó. De hecho, en el minuto dos de la primera parte la mala fortuna hizo que el Barcelona se marcara, por medio del todoterreno Jordi Alba, un gol en propia meta y que este resultado ya fuera el que permaneciera en el marcador durante todo el partido, para acabar perdiendo esa oportunidad de oro de recortar puntos al equipo merengue.

Anuncios
Anuncios

Luis Enrique se plantó en Anoeta con sorpresas en su alineación. Sorpresas que hoy en día le llevan a estar cuestionado por la directiva del equipo, ya que dejó fuera del campo a jugadores tan importantes como Messi, Neymar, Piqué, Ratikic o Alves. Jugadores técnicos y de gran calidad que deben estar en los terrenos en momentos tan importantes como ayer, cuando debían de conseguir la victoria para intentar ganar la liga y no preocuparse tanto de los partidos siguientes .

Aunque las dos estrellas del Barcelona que salieron en la segunda parte no pudieron hacer nada frente a una Real Sociedad muy bien conjuntada, sobre todo desde la llegada de Moyes, que ha sabido dar al equipo confianza y les ha enseñado a ser más equipo que antes. Un equipo conjuntado donde todos protegen a todos y tapan los huecos dejados por otros para así llevarse los partidos, como el de ayer, un partido importante y tres puntos necesarios para seguir subiendo puestos en la clasificación.

Anuncios

La actitud de los de Anoeta y su manera de jugar les lleva a ser la sorpresa de esta liga a la hora de sacar puntos contra equipos de gran entidad, lo que hace que todo aquel que vaya a San Sebastián vaya con algo de miedo a disputar el partido sabiendo que son capaces de todo. Ahora solo falta que la Real Sociedad se lo crea cuando juegue fuera de su estadio. #Fútbol