La relación entre Messi y Luis Enrique no pasa precisamente por su mejor momento. El jugador argentino no se tomó nada bien su suplencia en el partido contra la Real Sociedad, en el que, además de verse en el banquillo, tuvo que salir en el segundo tiempo para intentar darle la vuelta al marcador. Por todos es sabido que Messi siempre quiere jugar los partidos de principio y fin, pagó su enfado con Joaquín Valdés, psicólogo del equipo y una de las personas de mayor confianza de Luis Enrique, encarándose con él.

Pero esto no ha quedado aquí. En lo que parece un pulso de poder en el Barça entre el entrenador y el jugador argentino, éste último ha querido dar un pequeño aviso a Luis Enrique.

Anuncios
Anuncios

Messi no se presentó en el entrenamiento de ayer lunes, tratándose además de una sesión muy especial, pues se trataba de un entrenamiento de Navidad a puertas abiertas al que acuden muchos niños para ver a sus ídolos.

Oficialmente, Messi no pudo asistir por una gastrointeritis, pero la excusa no convenció demasiado a Luis Enrique, que según el diario Sport estaba dispuesto a abrirle un expediente al jugador. Finalmente éste no se ha llevado a cabo, y los capitanes del equipo, Xabi, Iniesta y Busquets están intentando mediar entre ambos.

No es la primera vez que Messi tiene un enfrentamiento con su entrenador; ya le sucedió algo parecido con Guardiola, cuando éste no le convocó en un partido y Messi faltó al siguiente entrenamiento. En ese caso Guardiola cedió, y Messi no volvió a ser suplente.

Anuncios

Ahora le toca a Luis Enrique mover ficha, y lo cierto es que no le conviene tener a un Messi enfadado. El F.C. Barcelona no puede prescindir de la estrella argentina, y menos en esta situación, pues el club no puede realizar ningún fichaje hasta el 2016 debido a la sanción impuesta.

A Leo Messi no le gustan los planteamientos de Luis Enrique, ni el que éste deje en el banquillo a varios titulares sin ningún motivo. Pero si quieren limar asperezas tendrán que acercar posturas; aunque lo que es cierto es que si el club tiene que prescindir de uno, Luis Enrique tiene todas las papeletas. #FC Barcelona #Fútbol #Lionel Messi