Andoni Zubizarreta ha sido despedido esta tarde como director deportivo del Barça después de cuatro años y medio en el cargo. Tras unas últimas horas bastante intensas después de la derrota del equipo anoche ante la Real Sociedad, el club azulgrana ha hecho público un breve comunicado de apenas seis líneas en el que hace público que el presidente Josep Maria Bartomeu ha decidido rescindir el contrato del hasta ahora director deportivo y agradece a Zubizarreta su trabajo durante todo este tiempo. Apenas media hora después de la noticia, el excapitán del Barça Carles Puyol, que ejercía actualmente como adjunto en la dirección deportiva, ha anunciado en su cuenta de Facebook que deja el cargo. Sólo ha estado tres meses en su nuevo puesto.

Zubi llego al Barça como director deportivo en julio de 2010, de la mano del expresidente azulgrana Sandro Rosell. Antes, sin embargo, también había formado parte de la entidad azulgrana entre los años 1986 y 1994; un total de ocho temporadas en las que fue el primer portero del equipo, antes de fichar por el Valencia. El club catalán ya ha avanzado que este miércoles dará explicaciones ante los medios de comunicación acerca de las últimas novedades que rodean al Barça, entre ellas, claro está, esta reciente destitución.

El ambiente en Can Barça ya estaba bastante caldeado desde hace una semana, cuando el TAS ratificó la sentencia de la FIFA que prohíbe al Barça fichar hasta 2016, pero la situación se volvió mucho más tensa después del partido de ayer contra la Real Sociedad, en el que el Barça perdió por 1-0 con gol de Jordi Alba en propia puerta. Al finalizar el encuentro, Zubizarreta anunció que su cargo estaba a disposición del club, pero no dudo en lanzar un mensaje al presidente. "En aquel momento [en referencia a cuando se hicieron las irregularidades que acabaron derivando en la sanción de no poder fichar] el vicepresidente deportivo era Bartomeu. Él sabe más sobre el tema", respondió acerca de la sanción.

Hace ya varios meses que el trabajo de Zubizarreta como director deportivo estaba altamente cuestionado. Sus detractores criticaban sus malas decisiones a la hora de concretar fichajes. Entre sus últimas polémicas están los fichajes de Douglas, que ha demostrado no dar la talla, o de Vermaelen; que vino lesionado y aunque se prometió que su rendimiento sería inmediato, a día de hoy todavía no ha debutado. #FC Barcelona #Fútbol