El magnate chino Wang Jianlin, que posee un gran patrimonio empresarial y es una de las personas más adineradas del país asiático, ahora participará más activamente en los negocios españoles. A partir de ahora contará en su haber con un 20% de las acciones del equipo de fútbol Atlético de Madrid. El equipo rojiblanco se puede considerar un poco chino a partir de estos momentos. Este acuerdo se realiza, en parte, intentar acrecentar el nivel futbolístico en China.

El magnate ya ha hecho diferentes inversiones en nuestro país y sigue en posibles tratos para seguir invirtiendo en él. Por ejemplo, ha comprado el edificio España donde tiene la intención de construir apartamentos de lujo, así como restaurantes de alto nivel. También baraja la opción de hacerse en su haber con ciertos terrenos para convertirlos en lugar de ocio, aunque esto todavía no está confirmado.

De momento, en el equipo de fútbol ha invertido la friolera de 45 millones de euros. De hecho, ya aparece en la página web del equipo.

Wang, gran aficionado al futbol y que fundó el primer club chino, el Dalian Wanda FC. Wang, ya llevaba barajando esta adquisición desde la temporada anterior. Este acto es un empuje muy importante para la economía del club. Dentro del equipo y la dirección están encantados con el proyecto de Wang, que intenta impulsar a los niños chinos en la formación en los deportes y en específico en el fútbol. De momento se ha descartado que la inyección de dinero vaya a ser destinado, en un principio, a fichajes, aunque sí se afirma que el equipo ahora podrá hacer muchísimas cosas.

Toda esta firma y evento se celebró en un lujoso hotel chino, propiedad del empresario, y como es típico en su país, todo resultó glamuroso e incluso recargado, aunque manteniendo un alto nivel de atención. Este pacto significa la primera entrada de una compañía china en invertir capital en uno de los grandes del fútbol, lo cual incluye, como he apuntado, la puesta en marcha de una escuela de fútbol en China por parte del equipo. Ahora el Atlético de Madrid comienza una nueva temporada dentro de sus vestuarios y directivos. ¡Aupa!