Empezaba caliente el partido de vuelta de cuartos de final de la Copa del Rey en el Vicente Calderón. 54000 espectadores han podido ver un encuentro con 5 goles y con mucha, mucha tensión. No había pasado aún el primer minuto de partido cuándo Fernando Torres empataba la eliminatoria con el primer gol para el Atlético de Madrid.

Poco tiempo les ha durado a los colchoneros la alegria, ya que en el minuto  9 una jugada excepcional de Messi, un pase a Suárez y una asistencia de este a Neymar han terminado con un gol del brasileño. El Atlético necesitaba meter dos goles para clasificarse.

El ataque del Barça no cesa, ambos equipos juegan adelantados y buscan el gol.

Anuncios
Anuncios

El primero en conseguirlo es Neymar, pero el àrbitro decide que lo ha hecho en posición antirreglamentaria, y por tanto se anula el tanto.

En este momento, en una jugada absurda, se acentúan los errores arbitrales, un juez de línea golpea a Jordi Alba con el banderín, y no hay disculpa por parte del linier.

La emoción continúa. Minuto 29, penalti polémico a favor del Atlético de Madrid, que ha terminado con el balón entre los tres palos gracias a la definición de Raúl García. Las puertas de la semifinal vuelven a estar abiertas para los rojiblancos.

En el minuto 37, un error de Miranda acaba en gol en propia puerta, cuando intenta despejar un córner del Barça. Las cosas se vuelven a complicar para el Atlético, y los culés estan cada vez más cerca del pase a semifinales.

En el minuto 42, ocasión muy clara del Atlético de Madrid, dónde Jordi Alba para el balón con las manos dentro de área.

Anuncios

El árbitro no lo ve, contraataque del Barça que acaba sentenciando el partido con el 2-3.

En el descanso, y durante la segunda parte, el partido deja de ser un espectáculo futbolístico, y empieza a ser un vaivén de golpes, insultos y tarjetas. Los nervios de ambos equipos se han convertido en un augmento de la tensión y los golpes, que han acabado con dos expulsiones de los rojiblancos, una dentro del camino a vestuarios, y la otra en medio del partido cuándo Mario Suárez recibía su segunda amarilla y dejaba a los colchoneros con 10.

Finalmente, el partido de futbol, o bien la lucha de titanes ha acabado con una victoria blaugrana, acompañada de múltiples errores arbitrales, y de mucha tensión que ha manchado el espectáculo de lo que debería ser el futbol español#FC Barcelona