De vuelta a la Copa del Rey en nuestro país, volvía la copa por excelencia del #Fútbol español. En eliminatorias anteriores hemos visto grandes partidos, grandes goles, jugadas y acciones de mucha clase, equipos de los más modestos de nuestro fútbol, de categorías inferiores como pueden ser de segunda división y segunda división b.

Equipos humildes y modestos que con un presupuesto inferior compiten en lo más alto, son jugadores que participan en segunda y segunda división b, chicos que saben amoldarse a lo que hoy en día es el deporte rey en España, muy difícil llegar a vivir del fútbol, por ello la mayoría de estos jóvenes poseen un trabajo o unos estudios fuera de este deporte, por así decirlo son jugadores no profesionales, que viven el fútbol como un ocio o una forma de diversión.

Anuncios
Anuncios

Por ejemplo el Hospitalet, que llegó a dieciseisavos y tuvo el honor de jugar la eliminatoria ante el Atlético de Madrid, al igual que el Cornellá, que es otro equipo de segunda b y que tuvo el placer de jugar esa misma eliminatoria ante todo un #Real Madrid, campeón del mundo.

O el propio Huesca, siempre equipo modesto y que jugó la eliminatoria ante el Fútbol Club Barcelona, son premios para equipos humildes y para sus jugadores que ven reflejado su esfuerzo con la recompensa de partidos como estos, sin duda un gran trofeo para ellos a pesar de las derrotas.

Hablemos de los octavos de Final, eliminatorias que parecen ser finales, partidos que gozan de un interés deslumbrante por la categoría de sus equipos y sus jugadores, eliminatorias que bien serían finales. Es el caso de la mejor eliminatoria que hasta el momento nos ha dejado la competición,

Atlético de Madrid-Real Madrid en octavos de final, el destino ha vuelto a unir a estos dos grandes equipos, los dos mejores equipos del año pasado frente a frente con un mismo objetivo llegar a cuartos de final y estar vivos en esta competición, seguir avanzando para poder conseguir el ansiado título.

Anuncios

Anoche se disputó el primer envite, se jugó el partido de ida, en el Vicente Calderón, el campo repleto para recibir la visita del campeón del mundo, el Real Madrid, que llegaba a este partido con algunas dudas por la últimas derrotas, ante el Milan en amistoso y el pasado domingo ante el Valencia en Liga por 2-1.

El equipo local por su parte, en una racha muy buena de victorias, quería seguir igual, ganar era el objetivo para los del Cholo Simeone, por darle la alegría a su afición y poder dejar encarrilada la eliminatoria. Dicho y hecho, el Atlético consiguió la victoria por 2-0, en una segunda mitad magistral, donde se comieron al Real Madrid que no supo hacerle gol a la muralla defensiva de los locales.

Los dos goles llegaron en la segunda mitad, el primero lo transformó Raúl García, tras un penalti tonto que hizo Sergio Ramos sobre él, a raíz del primer gol, los locales crecieron en intensidad y juego, el equipo blanco se dedicó a atacar con insistencia, asediando la portería local, no encontraron el gol del empate.

Anuncios

Si encontró el segundo el Atlético que, tras un saque de esquina rematado por Giménez, lograron el 2-0 definitivo en el marcador; así terminó el partido, con la segunda derrota consecutiva para los blancos y con el Atlético que tiene pie y medio en cuartos de final.