Es Navidad y son fiestas para muchísima gente, para otros tantos no lo son, también hay gente que tiene la necesidad de trabajar.

En el mundo del deporte, las fiestas son más que escasas, en concreto los futbolistas y en el mundo del #Fútbol. En este ámbito las vacaciones son cortas, la gente que se dedica a este deporte sabe que no tiene tiempo para relajarse ni para darse un respiro, ¡así es la locura del deporte Rey, un no parar!

Hace unos días pudimos ver al mejor equipo del mundo en acción, al Real Madrid. Se pudo ver el entrenamiento del domingo ya que era a puertas abiertas, es el claro ejemplo de que los deportistas y en el mundo del fútbol los descansos son contados, un domingo apenas hay gente trabajando, el domingo es el día por excelencia para el descanso.

Anuncios
Anuncios

Casi sin tiempo para el descanso volvía la #Liga con la jornada número 17 en primera división y número 19 en segunda división. El fin de semana pasado el balón volvía a rodar en nuestro país, los campos se volvieron a vestir de gala para volver a ver de nuevo a los crack de cada equipo.

Los grandes jugaban de nuevo, el Real Madrid, Barcelona, Atlético de Madrid, etc. Grandes partidos pudimos ver, por ejemplo, Valencia-Real Madrid, Real Sociedad-Barcelona y Atlético de Madrid-Levante, entre los más destacados.

También en segunda división se disputaron grandes partidos, con grandes resultados, mucho fútbol y emoción en los campos de la categoría de plata del fútbol español, Zaragoza-Valladolid, Tenerife-Sporting, etc.

Un bonito partido que pudimos disfrutar fue el disputado en el estadio Iberostar de Mallorca, el equipo de casa, el Mallorca que recibía al colista de la categoría el Alba, el equipo local llegaba a este partido con la necesidad de ganar, con 20 puntos, su entrenador tenía ultimátum antes de comenzar el partido y la necesidad de victoria era imperiosa para los de casa.

Anuncios

El equipo visitante por su parte con mucha más necesidad aún si cabe, último en la tabla y con sensaciones negativas, el equipo hundido, perdido y sin rumbo, este partido iba a hacer mucho daño para el que perdiese y en este caso fue el Alba.

El partido tuvo de todo, el Mallorca en la primera parte se dedicó a defender y aguantar, salían a la contra y el daño que hacían era terrible, los manchegos por su parte tenían la posesión del balón y el control del partido, el portero del equipo local fue el mejor en la primera parte, varios fueron los balones que sacó, obrando el milagro para los locales, haciendo posible llegar al término de la primera mitad con el empate a 0-0.

La segunda mitad más de lo mismo, los visitantes dominaban, pero el equipo de casa pronto haría el primer gol del partido, el 1-0 lo ponía Bustos en el minuto 46, nada más empezar la segunda mitad. Así el Alba se derrumbó, el gol les hizo mucho daño, es la tónica del equipo desde que se comenzó la temporada, al encajar gol se descomponen y se pierden sobre el campo.

Anuncios

El gol destrozó a los visitantes, ya que un minuto después llegaría el segundo de los locales, Arana de penalti injusto rompió al Albacete por completo que se queda hundido, último en la tabla con 15 puntos. El Mallorca por su parte décimo tercero con 23 puntos, con mucha tranquilidad y aspirando a mirar a cuotas más altas.