Cristiano Ronaldo no decepcionó y las apuestas se hicieron realidad se ha hecho con el "Balón de Oro 2014", que le certifica que es el mejor jugador del mundo. Las quinielas no han fallado y el favoritismo que despertó a diferencia del año pasado que aunque era uno de los favoritos para él fue una sorpresa, incluso las lágrimas afloraron en sus ojos por la emoción. Hoy un Cristiano visiblemente emocionado casi no podía hablar recogió su tercer Balón de Oro en el Palacio de los Congresos de Zúrich y al final gritó: "¡Sí!".

Esta mañana llegó a Suiza acompañado de su familia, encabezada por su madre, hermano e hijo y su representante Jorge Mendes, aunque su novia Irina Shayk no le acompañó como lo ha hecho siempre en estos momento tan estelares.

Anuncios
Anuncios

También estuvo arropado por Florentino Pérez, José Ángel Sánchez, Pedro López Jiménez, Emilio Butragueño, Carlo Ancelotti y sus compañeros de equipo Sergio Ramos, James Rodríguez (Ganador al mejor gol en el 2014), y sus respectivas parejas.

Por otra parte, el Barcelona estaba representada por dos de los candidatos Leonel Messi y Andrés Iniesta y una representación muy pequeña del equipo Raúl Sanllehy, director del área de #Fútbol y Alber Soler, director de relaciones institucionales del Barça. En declaraciones previas a la gala de entrega Cristiano en rueda de prensa manifestó que ojalá y los tres jugaran en el mismo equipo, refiriéndose a Messi, Neuer y a él, por supuesto. Además apuntaba que no era su obsesión ganar el Balón de Oro que siempre está muy bien, pero que lo importante es el equipo para el que juega y superarse a sí mismo.

Anuncios

También hizo referencia a la renovación de su nuevo contrato con el Real Madrid y lo feliz que está por pertenecer a este equipo y sobre su futuro "solo Dios lo sabe" respondió.

Con este reconocimiento, el jugador del Real Madrid se corona como uno de los mejores delanteros del mundo, en el que ha sabido superarse a sí mismo y sobre todo demostrando en el terreno de juego sus cualidades y técnicas a la hora de ejecutar sus acciones. Ronaldo recibió la sorpresa de que su gran amigo Rafael Nadal que le realizó una pregunta y una especial felicitación.

A Cristiano le hubiera gustado compartir su galardón con Carlo Ancelotti que estaba nominado para recibir el premio al mejor entrenador del año 2014 y que recayó en el técnico de la selección alemana Joachim Loew, quien compartió su trofeo con todos los entrenadores del mundo y fue el que llevó a su equipo a lo más alto ganando la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014.

Nuestra mejor enhorabuena a este gran y constante jugador que sigan los premios, que es un ejemplo para las generaciones venideras, porque tiene un origen humilde, ha sufrido mucho y sin embargo se ha mantenido fiel a sus convicciones deportivas. #Cristiano Ronaldo