David Villa afronta ilusionado el nuevo reto de jugar en la MLS, cierto es que no es una liga todavía muy potente, pero quizás se encuentra entre las que tienen  mejores perspectivas de crecimiento de cara al futuro. Aunque en Europa no se la tiene por el momento muy en cuenta, es una liga que cuenta con una organización modélica y patrocinios muy fuertes (caso de Adidas), que junto a  los salarios, la hacen muy atractiva para los jugadores europeos que afrontan el final de sus carreras. Aunque los sueldos para los jugadores franquicia son elevados, también existen los límites salariales en un campeonato que quiere por encima de todo, mantener unos niveles económicos que no lo hagan incurrir en riesgos innecesarios.

Anuncios
Anuncios

Tras veinte años de la MLS,  esta próxima temporada hará su debut el equipo de David Villa, el New York FC, que comparte propietarios con el Manchester City, quienes han visto el público potencial que hay en la gran manzana y que ahora disputarán rivalidad con el Red Bull, de la misma ciudad. Al español se le une otro gran futbolista, un Frank Lampard que también afronta como un interesante reto jugar en Estados Unidos.

El jugador asturiano afronta las últimas semanas de espera antes del comienzo de la pretemporada de su nuevo equipo, una espera que se le está haciendo bastante larga. Y es que, pese a que ha disputado algunos partidos en la liga australiana, el asturiano lleva ya tiempo sin jugar y el "mono" de balón es fuerte. Villa compartirá ciudad con Raúl, quien fichó por el Cosmos de la NASL (podríamos decir que es una especie de segunda división norteamericana), por lo que ambos jugadores no podrán coincidir en la misma liga, pero sí podrían verse las caras en un posible cruce en la Copa de EEUU o en algún amistoso.

Anuncios

Cuando comience el campeonato, veremos hasta dónde llegan Villa y Lampard, quienes enfrente tendrán a los Galaxy  o los Red Bull, que a buen seguro se reforzarán después de la retirada de dos de sus jugadores franquicia, Donovan y Henry. A estos clubs hay que sumarles conjuntos como los Sounders de Dempsey y Martins (el equipo con más aficionados de la MLS que lleva casi 40.000 personas a los partidos) o el San José Earthquakes, quienes seguro también darán dura batalla. Como dato, en 2017 aumentará la liga con el ingreso de Atlanta y Los Ángeles tendrá otro equipo en la liga para rivalizar con los Galaxy. #Fútbol