El partido de ayer, como comentaba el entrenador valencianista, era un momento para probar onces posiblemente efectivos con los que suplir la presencia hombres como Parejo, André Gomes, Barragán, Rodrigo Moreno, Gayá o Negredo que pudieran obtener un merecido descanso para rendir al cien por cien en el campeonato liguero y aún así afrontar con victoria el comenzamiento de este torneo que es un claro objetivo para Nuno. Esa era la teoría antes de empezar el juego en el terreno vallecano, el más pequeño de la Primera División española (la Liga BBVA).

Cuando se inició el partido, lo único que pudo sentir cualquier valencianista que vió el partido fue un miedo constante que acechaba la portería de Yoel, quien hizo por cierto un trabajo excelente, dando la sensación en muchas ocasiones de que no había defensa ni centro del campo que pudiera atajar jugadas ni conectar con la delantera.

Anuncios
Anuncios

En esta un solísimo Paco Alcácer anduvo casi inexistente durante gran parte del duelo, o que, de haberlas no lo era para bien, como ocurrió al poco tiempo de rodar el balón en Vallecas, que hubo un palo en la portería defendida por Yoel y fue de un propio jugador, Cancelo. Media hora después un error defensivo es el que transformó Álex Moreno en el primer gol del partido, erró Orbán en el despeje, no lució bien el argentino ex del Girondins de Burdeos anoche.

Durante el partido hubo destacables imprecisiones. En primer lugar, en la figura de Carles Gil. El centrocampista fue sede de muchas pérdidas de balón en sitios comprometidos, en muchas situaciones por no mirar a su alrededor y no vigilar la posición de los jugadores antes de recibir el balón provocando el robo contrincante en su posterior indecisión de décimas de segundo tras no saber qué hacer con la bola, y en otras tantas por enredarse con el mismo balón con regates innecesarios en vez de jugar fácil.

Anuncios

No fue un buen partido del valenciano el de ayer.

Por otra parte, Filipe Augusto, que lució bien en algunas partes del partido como en el segundo gol de los visitantes donde roba y hace el pase, en la primera parte parecía desubicado junto a Javi Fuego y tuvo también pérdidas difíciles de compensar. Algunos de los trabajos, sin embargo, que quiero compensar son, aparte de las itervenciones siempre providenciales de los centrales Mustafi y Otamendi, los papeles de juego de Joâo Cancelo y Rodrigo de Paul, que pese a protagonizar también pérdidas tuvieron un juego más fluido y salvador en grandes ocasiones del encuentro, de hecho el segundo amplificó la distancia en el marcador después de marcar Alcácer certificando la remontada.

En conclusión, partido para analizar por parte de Nuno y que saque sus propias conclusiones de lo ocurrido. Anoche en todas las fases del encuentro intentando remediar los problemas y buscar alineaciones óptimas para en rendimiento deseado en cada competición.

#Valencia