La dura enfermedad del Alzheimer no hace distinciones y rara es la persona que no tiene un familiar o conocido que la padece. En esta ocasión un personaje muy querido de la afición Vallisoletana se encuentra quejado de ella. Don Vicente Cantatore, ex entrenador del "Europucela" y que llevó al equipo blanquivioleta a disputar la final de la Copa del Rey contra el Real Madrid.

Después de dejar su trabajo de entrenador,vivía una plácida vida en Viña del Mar (Chile), donde era un habitual de la mesa del Stadio Italiano de Recreo.Compartía su afición al dominó y a las cartas con su tranquila vida al lado de su mujer Nelly Eberta, que falleció hace más de 4 años.

Anuncios
Anuncios

Cantatore no quería irse de su Viña del Mar, donde conservaba los amigos y los recuerdos de su época de Santiago Wanderers y Cobreloa (equipos de su corazón junto al Real Valladolid y a los que llevó a la gloria como jugador y entrenador).

La enfermedad de Alzheimer comenzaba a presentar sus primeros síntomas y el carismático entrenador tuvo una mala experiencia con las personas que le cuidaban, que se aprovecharon de su enfermedad. Esto hizo que la familia de Cantatore, encabezada por su hijo Marcelo, decidiesen traerlo a Valladolid para mayor tranquilidad. Las mañanas de Don Vicente suelen tener una rutina fija, toma su café, juega al dominó y luego ve la televisión. Con frecuencia suele acudir a un club de jubilados de la localidad Vallisoletana de la Cistérniga (cercana a la capital castellana).

Anuncios

La posibilidad de que algún día retorne a su añorada Viña del Mar es prácticamente imposible debido a su enfermedad, no quieren trastornarle con aeropuertos, vuelos y traslados de residencia, serían situaciones que alteraron sus rutinas y tendría contraindicaciones en su enfermedad. Sigue viendo #Fútbol, con frecuencia y comenta los partidos con su familia, aunque toda la atención es para su nieta Patricia a la que quiere con locura.

Cada cierto tiempo, nos preguntamos la razón por la que el Real Valladolid no ha realizado un homenaje al entrenador que más éxitos consiguió con el "Pucela", esta quizás sea la razón por la que no se ha podido agradecer al bravo entrenador toda la gloria que dio al equipo blanquivioleta. Desde estas líneas desear lo mejor para Don Vicente y su familia en una enfermedad dura para quien la sufre pero sobre todo para la familia.