Después de la victoria en el Campeonato del Mundo de clubes con el Real Madrid, #Cristiano Ronaldo ha tenido otro momento de gloria, aunque no desde el terreno de juego: el futbolista portugués estuvo de celebración en Madeira, su isla natal, donde ha inaugurado una estatua dedicada a él, enteramente de bronce. Otro homenaje al portugués que es, cada vez más, el hombre del año, el jugador que este 2014 podría ganar de nuevo (por tercera vez, la segunda consecutiva) el Balón de Oro. Una estatua de más de tres metros de altura y que pesa alrededor de 800 kilos, creada íntegramente en bronce. Esta estatua ha generado polémica y hay dos grupos divididos en satisfechos y decepcionados.

Anuncios
Anuncios

Por supuesto, Cristiano Ronaldo está representado en su postura que lo hizo famoso en los campos de todo el mundo: el cuerpo erguido, las piernas alargadas, los brazos en los costados como cuando se está preparando a tirar los tiros libres o los penaltis con la camiseta del Real y del Portugal.

Los habitantes de la isla de Madeira, después de haber mostrado al mundo la imagen de su conciudadano más famoso, discuten sobre una posible similitud con el original. Otras personas, sobre todo en la web, se divierten, en cambio, ironizando sobre la estatua que, además de haber tomado la forma de Cristiano Ronaldo, parece haber puesto de relieve también las partes muy íntimas del futbolista portugués, creando mucha ironía en las redes sociales. La estatua es simplemente el acto final del homenaje de la isla al campeón del #Real Madrid y completa una estructura que prevé un museo "viviente", que se actualizará de vez en cuando con nuevos trofeos y registros que siga ganando de vez en cuando.

Anuncios

El centro se ha convertido en pocos meses en una de las principales atracciones del lugar.

Cristiano Ronaldo ha agradecido a sus conciudadanos así: "Quiero darle las gracias a todas las personas que han trabajado en este proyecto. Nunca habría esperado recibir un reconocimiento como este. Querría agadecerles también el apoyo que siempre me han dado; es un gran honor para mí estar aquí en esta isla donde crecí y donde empecé a jugar al fútbol. Todo comenzó de Madeira no solo en el fútbol sino también en el perfil humano".