Tras la trifulca montada entre seguidores ultras del Atlético de Madrid y el Deportivo de la Coruña, la Comisión Antiviolencia se reunió en la sede del Consejo Superior de Deporte, Organismo Autónomo de la Administración General del Estado, y decidió aplicar las máximas sanciones a cada uno de los involucrados en el lamentable hecho que tuvo como consecuencia la muerte de un seguidor del Deportivo el pasado domingo en las inmediaciones del estadio Vicente Calderón, junto al río Manzanares.

La dura sanción es impuesta tras la conmoción generada en la sociedad por la muerte de Francisco Javier Romero Taboada, de 43 años, miembro de los Riazor Blues.

Anuncios
Anuncios

La multa que será impuesta a cada uno de los implicados será de 60.001 € junto a una prohibición de entrar en cualquier recinto deportivo en los próximos 5 años. Durante la reunión, y con el objetivo de intentar que esto no se vuelva a repetir, la comisión integrada por la #Liga de Fútbol Profesional (LFP), la Federación Española de Fútbol )FEF) y el Consejo Superior de Deportes (CSD) planean incorporar un catalogo de medidas que ayuden a evitar la violencia en el fútbol y deporte en general.

Las medias planteadas por esta comisión son la de un representante de la LFP que registrará cualquier tipo de acto de violencia verbal en los terrenos de juego, que junto a las actas de los delegados de seguridad y árbitros permitirá un mayor control. Otra medida es adecuarse a la normativa de la UEFA, habiendo de reformar la FEF sus estatutos a fin de conseguir este objetivo que permita cerrar parcialmente estadios si se cree necesario.

Anuncios

Para ello la LFP pedirá la colaboración a distintas instituciones como la Policía Nacional, el Consejo Superior de Deportes y a los mismos clubes.

La retirada de puntos a los equipos y el descenso de los mismos también están entre las medidas que se barajan en la comisión contra la violencia en los estadios. De momento, los próximos partidos Rayo Vallecano-Sevilla, Real Madrid-Celta y Barcelona-Espanyol, han sido declarados "de alto riesgo".