El "Niño" Torres, el delantero que nos dio la tan esperada Eurocopa en el año 2008, con esa velocidad dejando a Lahm completamente vendido y picando suavemente el balón para superar al guardameta para que el balón tras tocar en el palo entrara en la portería. La ilusión de España, el delantero referencia junto con Villa que en el transcurso entre esa Eurocopa y el Mundial del año 2010 vio como su carrera se frustró tras la confirmación de su fichaje al Chelsea, pasando de ser el niño preferido de la afición al foco de críticas de la misma.

Y es que en el Atlético de Madrid fue donde dio su primeros pasos como futbolista profesional llegando a ser el capitán del equipo, y el principal referente del mismo con tan solo 19 años.

Anuncios
Anuncios

Siete años pasó en el conjunto rojiblanco en el que dejó 91 tantos en las arcas del equipo, y un sinfín de ilusión a los aficionados de este. Pero en 2007 decidió realizar un cambio total en su carrera marchándose del Atlético de Madrid por la puerta grande rumbo a la Premier League.

Y fue en la Premier, donde Torres demostró cuál era su nivel, convirtiéndose en uno de los mejores, si no el mejor delantero en mejor forma de la selección española. El "culpable" de este fue el que era entonces entrenador del Liverpool. El equipo que Torres decidió vestir su camiseta y deleitar a su afición con sus 81 goles en este conjunto. Pero en el período de traspasos de invierno del año 2010 se realizó una de las operaciones más caras de la Premier League, y fue el traspaso de Fernando Torres a un rival directo, el Chelsea.

Anuncios

Esta decisión, ese mercado invernal fue el que cambió todo el transcurso de la carrera de Fernando Torres, y es que en lo que restó de temporada con el conjunto "blue" tan solo pudo anotar un gol en un total de 18 partidos de liga. Esto mosqueó a la afición pero decidieron darle una segunda oportunidad, esta tampoco se aprovechó y ya se acabó la paciencia con el delantero, y todo se desencadeno con idas y venidas hasta que este verano se marchó a la Serie A, concretamente el Milan donde la historia se repite. Tan solo un gol en 10 partidos con la camiseta del conjunto italiana.

No obstante, la historia vuelve a repetirse, y es que en otro mercado invernal decide realizar un cambio en su carrera deportiva. Él vuelve a su casa, vuelve al Atlético de Madrid. Ahora solo queda esperar si será la vuelta del jugador, o seguirá su mala racha.