Una nueva victoria de los Memphis Grizzlies, esta vez por 114-105 ante los Dallas Mavericks volvió a evidenciar el extraordinario momento del pivot Marc Gasol y su comunión con la grada del equipo. Tanto es así que en un momento dado del partido, un cierto sector del graderío empezó a cantar "MVP, MVP" (siglas de "Most Value Player" o jugador más valioso) para que luego, poco a poco fuese todo el campo, de forma abrumadora el que reclamó para el pívot español el reconocimiento que premia al mejor jugador, ya no del mes, sino de la temporada.

Gasol en esta ocasión jugó durante treinta y siete minutos para anotar nueve tiros de catorce intentos en tiros de dos y doce sobre trece en tiros libres, con un total de treinta puntos.

Anuncios
Anuncios

A ellos, añadió cinco rebotes y seis asistencias.

Aunque aún queda casi toda la temporada, Gasol está ya en la carrera por ser el mejor junto a las auténticas estrellas de la NBA como Anthony Davis, de Nueva Orleans, Lebron James, de Cleveland o LaMarcus Aldridge, de Portland y Blake Griffin que milita en los Clippers.

Gasol ya era uno de los mejores pívots de la NBA pero este año ha dado un paso hacia delante y parece estar más convencido de su rol dominante. Ha seguido este verano una dieta especial que le ha hecho estar un poco más ligero de peso y parece que está en una forma mejor que nunca. Tal es así que prácticamente todos los equipos punteros han deslizado de un modo u otro que estarían dispuestos a hacer un esfuerzo por lograr su contratación, toda vez que su contrato finaliza el próximo verano.

Anuncios

Los Grizzlies, por boca de su director, Chris Wallace, ya han manifestado que no será así y que renovará con ellos. Para eso tendrán que poner sobre la mesa, al menos, cifras que superan los cien millones de dólares en cinco años. Sin embargo, con el equipo sólidamente asentado en lo más alto de la clasificación de la conferencia oeste y un rango de victorias-derrotas de 17-4, y con los números de Marc Gasol, no parece que el dinero vaya a ser un problema. #Baloncesto