Recientemente, el 29 de diciembre, se cumple un año desde el trágico accidente de Michael Schumacher, cuando se encontraba esquiando en los Alpes. Durante todo este periodo el piloto alemán se ha debatido entre la vida y la muerte, y sus patrocinadores están rescindiendo sus contratos.

El histórico campeón alemán de fórmula 1, Michael Schumacher, está pasando por un periodo de grandes incertidumbres. Su pronóstico de salud para los próximos meses es una incógnita y por ello sus patrocinadores están comenzando a rescindir sus contratos con el piloto.

Uno de los expertos de Bluewin apunta lo siguiente sobre la situación por la que están pasando los patrocinadores: "No es fácil para los patrocinadores de Schumacher pagar millones al año y no recibir nada desde el accidente. Hay que buscar un equilibrio".

A principios de año una marca conocida de agua mineral alemana, Rosbacher, anuló el contrato que tenía con Shumacher. Posteriormente se han ido sumando firmas importantes como Navyboot y Jet Set que han terminado el vínculo profesional que les unía al 7 veces campeón de fórmula 1. Las consecuencias de la ruptura de estos contratos suponen un gran perjuicio económico que supera los 4 millones de euros. Sin embargo, hay firmas que aún siguen con él y apuestan por continuar con el contrato establecido, como son Mercedes y DVAG, firmas que le brindan al piloto todo su apoyo, y han decidido continuar con él a pesar de la situación.

Las últimas noticias que se tienen sobre el estado de salud del piloto alemán es que se encuentra en silla de ruedas y con problemas de memoria. Está pasando por la mayor lucha de su vida. El expiloto francés Philippe Streiff, amigo de Schumacher, comentó en una entrevista para la radio gala Europe 1 que "Schumacher está mejor, pero todo es relativo. Se encuentra en una silla de ruedas, paralizado y con problemas de memoria. Además no puede hablar". No obstante Streiff se muestra confiado ante su recuperación y cree en la posibilidad que existe de mejoría. 

En esta lucha que Schumacher está librando actualmente por permanecer vivo, todo el mundo del deporte está pendiente de su recuperación, y ofrecen su apoyo para que salga de esta situación lo mejor posible. Muchos aún apuestan por él, y otros muchos debido a la situación no han tenido más remedio que abandonarlo rescindiendo sus contratos