Los Oklahoma City Thunder son ahora mismo uno de los equipos que pelea por llegar a los primeros lugares de la Conferencia Oeste y lo hacen lastrados por un inicio de temporada que se vio tremendamente condicionado por las lesiones de Kevin Durant y Russell Westbrook, que acabaron por costarles una enorme cantidad de derrotas que ahora tienen que enjuagar, y que además tiene el handicap de que sus compañeros tienen que aprender a jugar con ellos. Por el contrario, los Portland Trail Blazers son un equipo que está en las posiciones altas de esta conferencia y que han logrado llegar a ellas en virtud de un juego colectivo que les ha permitido llegar con comodidad a la victoria en una enorme cantidad de partidos.

Anuncios
Anuncios

Sería una lucha de aguante entre el equipo con mejores jugadores y el que tiene mejor engranaje entre los integrantes de la plantilla.

El primer cuarto fue dominado por los Oklahoma City Thunder, que supieron imponer a sus jugadores sobre las combinaciones de sus rivales y fueron poco a poco llevando la ventaja hasta unos cómodos 7 puntos que no eran preocupantes para los Portland Trail Blazers pero sí un buen comienzo.

En el segundo cuarto, por el contrario, muchos de los participantes en ese primer cuarto tuvieron que retirarse al banquillo para guardar fuerzas, lo que permitió a los de Oregon, con una segunda linea mucho mejor que la de los Oklahoma City Thunder, dar un golpe sobre la mesa y llevarse el cuarto por un contundente 17 a 35 que dejaba poco a la imaginación.

Anuncios

De camino a los vestuarios los locales empezaban ya a conjurarse para recuperarse de este golpe en la segunda mitad.

Y los Oklahoma City Thunder salieron al campo con la clara intención de recuperar las riendas del encuentro, lo que lograron en muy poco tiempo. Antes casi de que los Portland Trail Blazers pudieran reaccionar tenían a sus rivales muy cerca en el marcador y tuvieron que conformarse con un 30 a 19 que dejaba el luminoso en tablas a 73.

En el último cuarto ambos conjuntos trataron de obtener la victoria y los chicos de Oklahoma City Thunder fueron quienes, hasta el último instante, tuvieron la victoria en la mano. Sin embargo, a falta de solo 3 segundos, un lanzamiento de Damian Lilliard desde más allá de la linea de tres puntos ponía el empate a 98 en el marcador.

En este punto los Oklahoma City Thunder lo habían dado todo y las reservas estaban demasiado bajas. En el último cuarto fueron presa fácil ante la plantilla mucho más profunda de los Portland Trail Blazers, que solo tuvo que empujar para hacerles caer. Al final 111 a 115 y victoria muy trabajada de los visitantes. #Baloncesto