Los Milwaukee llegaron a este partido como uno de los equipos que se mantiene en la parte baja del segmento que da acceso a las eliminatorias por el título de campeón de la liga de #Baloncesto profesional de Estados Unidos por el lado de la Conferencia Este. Por el contrario, los Atlanta Hawks se presentaban en su estado como los segundos de la clasificación y, por tanto, mejor preparados para ganar este partido, sin embargo en el momento de la verdad la derrota les sorprendió sin defensas.

Desde el inicio del partido los Milwaukee Bucks plantearon el partido en el sentido de la agresión continua, adelantando la defensa exterior para cerrar lo más posible el campo de juego válido que pudieran usar los Atlanta Hawks para desarrollar cada uno de sus intentos de llegar hasta la canasta de los de Wisconsin.

Anuncios
Anuncios

Esto fue llevando a que los de Georgia fueran perdiendo poco a poco el control del partido, pues en cada uno de los cuartos se produjeron jugadas precipitadas, lanzamientos desde posiciones poco beneficiosas o pérdidas de balón que estaban siendo forzadas por la defensa asfixiante de los Milwaukee Bucks. Esta serie de jugadas en las que el equipo de Atlanta Hawks no logró anotar ni sacar ninguna otra ventaja fueron poco a poco destruyendo las posibilidades de los de Georgia para llegar a la victoria y, con el paso de los minutos, minando incluso la moral de un equipo que se sabía mejor que sus rivales pero no era capaz de llevar esa superioridad a un marcador que seguía poniéndose minuto tras minuto un poco más en su contra hasta acabar en el último cuarto en un resultado de 107 a 77 que, para un equipo como los Atlanta Hawks que está entre los mejores de la Conferencia Oeste, es una auténtica paliza a manos de sus rivales.

Anuncios

En este partido, los Milwaukee Bucks demostraron de qué modo se puede atacar a un conjunto que tiene mucha mayor calidad en las sinergias entre los jugadores que en cada uno de ellos de manera individual, con lo que a la hora de la verdad la defensa tiene que pasar de ser al jugador estrella para pasar a ser a las interacciones estrella.