Los dos nacieron en Barcelona con la misma idea, dedicar su vida al #Baloncesto. Ambos pasaron por el equipo de su ciudad y ambos dejaron claro que su techo estaba muy por encima de las cúpulas más altas de la ACB. Ahora son estrellas en la mejor liga de baloncesto del mundo y a base de esfuerzo y superación, vuelven a inscribir sus nombres entre los jugadores más valiosos del campeonato.

Son los hermanos Gasol, una pareja que semana tras semana engrandece con sus actuaciones al deporte de nuestro país, uno de esos casos especiales.

Su contribución esta campaña está siendo más importante que nunca. En especial la de Marc, quien comenzó la temporada con el peso de un mundial en el que no había ofrecido su mejor versión y los consiguientes juicios de una prensa nacional, que a veces parece deseosa de cargarse a sus propios baluartes.

Anuncios
Anuncios

En ese momento es cuando entra en juego la personalidad del jugador, las ganas de plantarle cara a las críticas haciendo lo que mejor sabe hacer, jugar al baloncesto. Y en el caso de Marc hablamos de palabras mayores. Sus 20 puntos, 8 rebotes y 3,5 asistencias mantienen a los Grizzlies como el mejor equipo de la liga y comienzan a incluir su nombre entre los favoritos al MVP de la temporada. Hablando en plata, un año más haciendo historia.

A Pau poco vamos a descubrirle a estas alturas. Este año tocaba iniciar una nueva aventura para él y el buque insignia de nuestro básquet parece haberse adaptado de maravilla a la mítica franquicia de Chicago. A sus 34 años, promedia 19,4 puntos y 11 rebotes por encuentro, siendo una pieza clave en el gran arranque de los Bulls. Además, la pareja de baile que forma con Derrick Rose ha vuelto a hacer soñar a los fans con aquellos años dorados en los que fueron reyes del campeonato.

Anuncios

Ayer, ambos volvieron a ser fundamentales en las victorias de sus equipos. Pau anotó 25 puntos y cogió 13 rebotes en la paliza que los Bulls le endosaron a Brooklyn (84-102). Marc por su parte, cosechó 18 puntos, 6 rebotes y 5 asistencias en la victoria de Memphis sobre los Kings (85-97). Un día más en la oficina para una pareja de hermanos empeñada en hacernos sentir orgullosos.

Visto lo visto, resulta imposible saber dónde está el límite de este par de gladiadores del poste bajo, responsables de ojeras y sonrisas a partes iguales. Y es que, nadie quiere perderse cómo dos chavales de Sant Boi, crecidos en la misma familia, graban su nombre con letras doradas en la historia de la mejor liga de baloncesto del mundo. #Estados Unidos #Pau Gasol