Los Cleveland Cavaliers están a estas alturas de la temporada en un momento dulce para ellos. El equipo empieza a funcionar como se esperaba visto el inicio de la pretemporada y el equipo que habían logrado formar sobre la cancha, aunque no en su juego, que hasta hace muy poco era más un conjunto de individualidades que un partido entre jugadores que cooperan para un fin común. Por el contrario en el caso de los Brooklyn Nets siguen hundidos por la falta de material para formar un equipo que pueda pelear por grandes cosas, pues solo tienen algunas figuras que no son suficientes para alcanzar un objetivo importante. El partido parecía decidido de antemano.

Anuncios
Anuncios

Sorprendentemente el primer cuarto de los Cleveland Cavaliers fue realmente pésimo, con la mayor parte del equipo incapaz de realizar el tipo de juego que les ha llevado a los puestos de playoff de la Conferencia Este. De hecho ni siquiera LeBron James dio la talla y solo una actuación fuera de serie de Kevin Love, que logró 15 de los 22 puntos de su equipo en este cuarto, salvó los muebles a los jugadores de Ohio. Al final del cuarto 25 a 22 para los Brooklyn Nets y mucho por arreglar para los Cleveland Cavaliers en el segundo cuarto.

Los de Ohio no supieron en el segundo cuarto imponerse en el grado que los espectadores esperaban ver. Ganaron el cuarto y, de hecho, se pusieron por delante en el marcador, pero no fueron el equipo dominante que no deja lugar a dudas sobre la cancha.

Anuncios

Fueron arrastrándose poco a poco por el partido hasta llegar a un parcial de 28 a 24 que les ponía un punto por encima de sus rivales. Los Brooklyn Nets había perdido el liderazgo en el luminoso pero parecían más en forma que los Cleveland Cavaliers. De camino a los vestuarios en Nueva York se planteaban muy seriamente la posible victoria final en vista de lo que pasaba en la cancha.

Sin embargo a la salida de los vestuarios los Cleveland Cavaliers dieron un claro golpe sobre la mesa y empezaron un asedio continuo al aro de los Brooklyn Nets que no pudieron más que aguantar el chaparrón y tratar de achicar agua mientras veían como el partido se les escapaba de las manos. Al final del cuarto 35 a 18 y 18 puntos de ventaja para los visitantes.

En último cuarto fue un mero trámite que acabó con un marcador global de 110 a 88. #Baloncesto