Los Chicago Bulls son ahora mismo uno de los conjuntos con mejor progresión de las últimas jornadas. Tienen un equipo con grandes figuras y aquellas que han pasado algún tiempo en el dique seco por las lesiones, empiezan a recuperar ya la mejor forma y a realizar actuaciones mucho más cercanas a lo que se espera de ellas.

Por el contrario, los Portland Trail Blazers están en una muy buena posición en la tabla de la Conferencia Oeste pero últimamente no están dando tantas alegrías a su público como les tenían acostumbrados. Han perdido ya dos partidos seguidos y en ambos casos contra rivales que en principio podrían parecer asequibles para un equipo que lucha por los primeros puestos en la parte de la liga que se muestra más competitiva.

Anuncios
Anuncios

Muchos pensaban que el resultado podría llegar a ser el que se acabó por dar.

En el primer cuarto los visitantes plantearon el partido a puntajes altos, lo que en principio debería favorecerles, pues ahora mismo la faceta anotadora de los Chicago Bulls aún está por debajo de lo que podríamos llamar máximo rendimiento. Sin embargo este fue un esquema que no acabó de cuajar a favor de los Portland Trail Blazers en el marcador, pues se dieron dos circunstancias que evitaron un botín abundante. Por un lado el marcador acabó siendo de 24 a 28, con lo que sólo lograron una ventaja de 4 puntos, muy baja para lo que esperaban obtener. Por el otro, de esos 28 puntos, 21 fueron obra de LaMarcus Aldridge. Cargar tanto tu juego en un solo hombre puede provocar que sea muy fácil atacar esa fuente de puntos.

Anuncios

En el segundo cuarto la estrategia de los Chicago Bulls para poder obtener la victoria frente a sus rivales fue precisamente la de evitar gran parte de esa capacidad anotadora. Simultáneamente, sacaba a la cancha lo mejor que tenía para dar un golpe en la mesa que pudiera generar distancias importantes. Lograron ambas cosas. Por un lado los de Oregón se quedaron en 23 puntos y por el otro ellos anotaron 35. Al final del cuarto los Chicago Bulls tenían una superioridad de 8 puntos.

Aunque la ventaja no era grande sí lo era la distancia de juego. A la salida de los vestuarios quedó claro que sería muy complicado para los Portland Trail Blazers llegar a recortar distancias. De hecho en la segunda mitad el parcial fue de 56 a 55 para los de Illinois. Al final 115 a 106 y todo quedó en casa. #Baloncesto