Los Charlotte Hornets son ahora mismo un equipo en construcción. Son la apuesta de una franquicia por el futuro y por crecer con sus jugadores para que en el futuro puedan ser mucho más grandes de lo que son. Siguen la misma senda que siguió en su momento su actual propietario, Michael Jordan, y eso se nota. Es poco probable que lleguen a los playoffs, pero pasito a pasito acabarán por alcanzarlo en el futuro.

Por el contrario, los Boston Celtics son un equipo en franco retroceso. Han pasado en muy pocos años de luchar por anillos a luchar por playoffs y ahora mismo no tienen demasiadas posibilidades de obtener ninguna de las dos cosas.

Anuncios
Anuncios

El partido parecía destinado a ser ganado por el que menos fallase.

Los Boston Celtics salieron a la cancha tratando de imponer su juego desde el principio, por medio de su alero titular Jeff Green, que logró 8 de los primeros 12 puntos de su equipo. Sin embargo, en frente se encontraron a unos Charlotte Hornets que no solo no le perdieron la cara al partido, sino que lograron en muy pocos minutos establecer una clara ventaja que al final del cuarto se puso en los 22 a 16, 6 puntos que ya eran un mal comienzo para los de Massachusetts.

En el segundo cuarto los Boston Celtics sí supieron imponer su estilo de juego sobre la cancha y en los primeros minutos del cuarto ya habían puesto la ventaja de su lado en el marcador. Al final del cuarto el parcial fue de 29 a 18, 11 puntos que les colocaban 5 por encima en el marcador global.

Anuncios

Parecía que podrían llegar a ser los ganadores del partido si continuaban por ese camino, pero mientras se dirigían hacia los vestuarios los Charlotte Hornets ya estaban haciendo planes para la segunda mitad.

A la salida de los vestuarios, los Charlotte Hornets empezaron por cerrar completamente la ventaja que tenían sobre ellos los Boston Celtics, tras lo que los chicos de Carolina del norte empezaron a derruir en su totalidad el juego de sus rivales, hasta sacarles en el cuarto un marcador de 33 a 21, que les colocaba 7 puntos por delante. En ese momento muchos daban por finalizado el partido.

En el último cuarto los Boston Celtics trataron en los primeros minutos de remontar, pero quedó claro que eso no se repetiría una segunda vez. Al final 96 a 87 para los Charlotte Hornets. #Baloncesto