Los Atlanta Hawks son ahora mismo uno de los mejores equipos de la Conferencia Este gracias a un juego colectivo que les ha permitido mantenerse entre los mejores a pesar de no tener mayores argumentos que ellos mismos como conjunto. Por el contrario Los Ángeles Clippers son un equipo de Conferencia Oeste hecho alrededor de sus estrellas, que en muchos casos son uno de los mejores jugadores en la posición que ocupa, especialmente en el caso de Blake Griffin, claro dominador de los partidos en la mayor parte de los casos. El enfrentamiento sería entre dos estilos de juego completamente opuestos y que, al menos este año, parece estar siendo ganado por aquellos que prefieren el conjunto sobre la individualidad.

Anuncios
Anuncios

En el primer cuarto los Atlanta Hawks ya empezaron a aislar dentro de sus posibilidades a Blake Griffin, que ya desde el inicio parecía estar muy poco cómodo en el campo a raíz de la defensa tan cerrada que los chicos de Georgia estaban planteando. Los Ángeles Clippers fueron poco a poco cayendo en ciertas imprecisiones a raíz de que no tenían tan fácil como acostumbraban el canalizar gran parte de su juego por medio de su máxima estrella lo que hizo que ya en el primer cuarto los Atlanta Hawks ganaran el cuarto por 31 a 25.

En el segundo se produjo una debacle en el juego colectivo de los Atlanta Hawks que vieron como todo el trabajo del primer cuarto acababa en nada cuando fueron fallando demasiados tiros y teniendo demasiadas pérdidas de balón que fueron permitiendo a Los Ángeles Clippers recuperase del anterior cuarto y llegar al final de esos 12 minutos a tener una ventaja de 8 puntos en un 19 a 32 que dejaba poco margen de error a los de Georgia si querían ganar el partido.

Anuncios

En la segunda mitad los chicos de los Atlanta Hawks volvieron a ser los del primer cuarto y ganaron el encuentro con trabajo duro y presionando mucho el juego de las estrellas de Los Ángeles Clippers para evitar que pudieran jugar cómodos. Acabaron por llevarse la victoria con un 107 a 104 que se había logrado con trabajo duro y mucho oficio para ganar a un equipo que les superaba ampliamente en la calidad individual de sus jugadores. #Baloncesto