Los Ángeles Clippers son ahora mismo uno de los equipos que están llamados a estar en los playoffs por el título representando a la Conferencia oeste. De hecho en este momento son el séptimo equipo en esta conferencia a pesar de haber ganado 12 partidos y haber perdido solo 5, lo que da una idea de la competitividad de esta conferencia. En el lado contrario del ring, tenemos a un equipo que en este momento está falto de su principal motor, un Ricky Rubio que lleva demasiados partidos lesionado y que en estos momentos ha dejado a su equipo sin su pieza clave, sin la que le es muy complicado funcionar. Esto es algo que se notó en el partido.

El primer cuarto fue para los jugadores de Minnesota Timberwolves.

Anuncios
Anuncios

Lograron aguantar los primeros arreones de unos Los Ángeles Clippers que se apoyaron mucho en el juego de Blake Griffin y, muy especialmente, en la anotación de un JJ Redick que anotó 13 de los 31 puntos que logró su equipo en este periodo. Sin embargo, a pesar del buen inicio de los californianos el equipo de Minneapolis acabó por imponerse en el marcador de este cuarto con un resultado final de 34 a 31 que les daba la esperanza de lograr algo positivo de este partido.

El segundo cuarto, por el contrario, acabó con cualquier posibilidad de que un resultado positivo saliera del Staples Center para los visitantes. Los jugadores de Los Ángeles Clippers comenzaron a presionar en toda la cancha y acabaron rápidamente con la resistencia de sus rivales. En un solo cuarto lograron un 34 a 16 que destrozaba la ventaja obtenida por los Minnesota Timberwolves y añadía 15 puntos a la suya propia.

Anuncios

En las mentes de muchos de los jugadores visitantes empezó a sonar la expresión “Game Over”.

En la segunda mitad volvieron a la carga los jugadores de Los Ángeles Clippers, que de nuevo obtuvieron otro resultado aplastante, en este caso un 36 a 18 que daba por terminado el partido. En este momento la diferencia estaba en 33 puntos.

El último cuarto fue una simple transición entre el inicio del cuarto y la bocina. El marcador estaba ya sentenciado y no quedaba nada que jugarse sobre la cancha. Al final 127 a 101 y victoria para Los Ángeles Clippers. #Baloncesto