Nueva tragedia en el mundo del deporte, en concreto en el #Fútbol español, un aficionado del Deportivo de la Coruña fallece tras una pelea entre aficionados.  Esta trifulca comenzó debido al partido que se disputaba el pasado domingo 30 de Noviembre de 2014 a las 12:00 horas en el estadio Vicente Calderon.

La batalla comenzó a las 9 de la mañana en los alrededores del rio Manzanares en Madrid, cientos de aficionados radicales de ambos equipos comenzaron la brutal pelea con todo lo que encontraron a su paso, bates de beisbol, ramas de árbol, palos de sillas e incluso cuchillos robados de bares que se encontraban en las cercanías.

Anuncios
Anuncios

 Dentro de éstos, el personal trataba de esconderse y protegerse pero no fue suficiente y también sufrieron agresiones.  

La policía ha detenido a 21 personas tras los altercados, estos continúan en dependencias policiales a la espera de pasar a disposición judicial entre el lunes y martes.  Los detenidos forman parte de los grupos radicales: Frente Atlético (Atlético de Madrid) - Riazor Blues (Deportivo de la Coruña) - Bukaneros (Rayo Vallecano) y Alkor Hooligans (Alcorcón).

No es el primer caso de violencia que se da en España a causa del fútbol.  Han salido, de inmediato, entidades características del fútbol español como el Cholo Simeone, entrenador del Atlético de Madrid, criticando este comportamiento en la rueda de prensa que se hizo al finalizar el partido o su presidente, Cerezo: "Hace mucho que lo llevábamos diciendo.  A un partido de fútbol se viene con la familia a disfrutar y no a ésto".  

Recordamos que ya hay 9 víctimas registradas a causa de estos comportamientos desde los años 80 como pueden ser los casos de: Luis Montero Domínguez y Guillermo Alfonso Lázaro tras el impacto de una bengala; José Gómez Rodríguez tras una agresión; Florentino Dueñas a causa de los disparos de un policía jubilado; Frederic Rouquier como consecuencia de heridas de arma blanca; Emiliano López Prada tras sufrir la puñalada de un seguidor del Atlético de Madrid; Aitor Zabaleta, de 28 años, apuñalado por un miembro del Frente Atlético; Manuel Ríos Suárez falleció por los golpes recibidos de los hinchas radicales de su equipo al tratar de proteger a un niño; Inigo Cabacas Liceranzu quien falleció tras recibir un pelotazo de goma, lanzado por la policía.