Si algo tiene que caracterizar a los grandes jugadores, aparte de ser grandes en el terreno, es que tienen que demostrarlo lo más posible fuera de él, y ser sobretodo ser un ejemplo para los millones de niños que les admiran, y por tanto, promover unos hábitos de vida sanos y equilibrados.

Ayer después del espectacular partido de #Fútbol que realizó #Lionel Messi, le tocó la suerte de tener que pasar un test antidopaje como le sucede a muchos otros deportistas. Es más, entre ellos ayer le tocó a otros jugadores del equipo como Jordi Alba, Rakitic, Andrés Iniesta o Claudio Bravo, todos compañeros suyos del Barsa que no tuvieron el mayor reparo de someterse a los test que la Agencia Mundial Antidopaje, así como la Agencia Española Antidopaje, realiza a todos los deportistas.

Anuncios
Anuncios

Pero el jugador argentino, aunque se lo tomó con cierto humor, no pudo reprimirse las ganas de comentar la jugada de tener que pasar por un trago tan gordo, que comentarlo por las redes sociales, diciéndolo con cierta ironía, pero los entendidos en el tema saben que le molesta y mucho tener que hacer estas cosas.

Además de la pertinente muestra de orina, esta vez le tocó también dar una muestra de sangre, y no es la primera vez que se lo hacen al jugador en momentos claves para él. El pasado mundial, justo cuando se clasificó Argentina para la final, los vampiros aparecieron para tomarle muestras al jugador, que  también volvió a mostrar su descontento por las redes, en el preciso momento en el que estaba celebrando dicho pase a la final, amén de que la perdiese después.

Como he comentado anteriormente, este jugador debería de ser mucho más cuidadoso porque millones de niños le siguen y le admiran, y teniendo en cuenta su pasado, en el que le tuvieron que poner un tratamiento con algo que se puede considerar dopaje, tendría que ser el primero en prestarse a realizarse esos análisis, porque la gente, que suele ser mala, podría llegarle a acusar de dopaje por dicho tratamiento y por tanto, su imagen podría verse totalmente dañada.

Anuncios