Un domingo trágico, triste y violento en los aledaños del estadio Vicente Calderón en Madrid, antes del comienzo del partido de fútbol entre el deportivo La Coruña y el Atletic de Madrid, se han producido enfrentamientos entre los seguidores y radicales de ambos equipos, lo que ha costado la vida a Francisco Romero Taboada de 43 años de edad, después de pegarle y tirarle al río no pudo superar la parada cardíaca.

El fallecido formaba parte de una sección de los ultras deportivos, la más radical, ya son más de ocho víctimas en España que a causa de estas violentas actitudes han perdido la vida, hasta un niño inocente hace unos años producto del alcance de una bengala, este enfrentamiento ha terminado con varios heridos leves y graves, se atacaron entre ellos con botellas, piedras, barras de metal y lo que encontraran en su camino.

Anuncios
Anuncios

Más den 300 personas de ambos grupos se enfrentaron y dejaron graves incidentes.

La Policía Nacional ha detenido a 14 personas y ha identificado otros 30, siguen las detenciones e investigaciones por el cuerpo nacional de policía, muchos representantes y directivos del fútbol muestran su repulsa ante tan graves hechos, también los deportistas y el colectivo en general ha criticado estos actos radicales, violentos y sucios, toda vez que esto no es fútbol sino violencia, comentaban los medios de comunicación.

El final del triste partido tuvo un resultado de 2-0 a favor del Atlético, pero la tristeza y disgusto de todos era más fuerte que la victoria, la lacra de violencia está en todas parte, el deporte es para disfrutar de él, de sus jugadores y del propio partido.

La violencia no deja de llenar portadas, cada día en España hay varias víctimas de violencias de género, mujeres e hijos asesinados en manos de su esposo o ex parejas, inclusive hijos asesinados por sus propios padres, debemos todos cada día luchar contra ello y apoyar a todas las personas que estén amenazadas, por radicales, violentos y abusadores, estamos en el siglo XXI, con un desarrollo en tecnológico enorme, la ley debe aplicarse bien dura en estos casos y hacer justicia tanto en estos casos de fútbol como otros tipos de violencia.

Anuncios