Los peores temores se han hecho realidad y la UCI ha retirado la licencia Pro Tour al equipo Astana en el que milita el ciclista italiano Vicenzo Nibali, vencedor del último Tour. La licencia World Tour es la que faculta a cualquier equipo para competir en las grandes vueltas por etapas así como en la mayoría de las clásicas de prestigio. Sin ella un equipo se ve abocado a carreras menores del ámbito amateur.

En las últimas semanas se destaparon nada menos que cinco casos de dopaje en el equipo kazajo Astana, de ellos dos en el equipo de la máxima categoría y otros tres en el llamado Astana Continental que es una suerte de equipo filial.

Anuncios
Anuncios

Los dopajes afectaron primero a los hermanos Maxim y Valentin Iglinskiy del Astana World Tour y, posteriormente Ilya Davidenok, Victor Okishev y Artur Fedosseyeve, todos rozando la veintena de años. A pesar de que el manager del Astana, Alexander Vinokourov suspendió con prontitud la actividad del equipo filial, tratando de mantener la licencia, parece que este gesto no ha sido suficiente para la UCI que ha cortado por lo sano.

Hay que recordar que sobre el Astana ya llueve sobre mojado y el equipo no pudo participar en las ediciones del Tour de Francia de 2006 y 2008 por casos similares. El propio Vinokurov fue suspendido por dos años en sus tiempos de ciclista en activo por autotransfusión.

El equipo Astana aún puede recurrir la resolución de la UCI en el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) antes del 10 de diciembre pero lo cierto es que sobre su futuro se ciernen negros nubarrones.

Anuncios

La pérdida de la licencia dejaría en libertad a todos sus ciclistas profesionales entre los que se encuentran no solo Nibali, sino los españoles Luis León Sánchez y Mikel Landa.

Probablemente todos estén ya escuchando ofertas para cerrar su futuro, ahora en el aire, lo antes posible. Nadie se imagina un Tour como el que se aventura para 2015 sin la participación de su actual campeón. Pero, por otra parte, los equipos más importantes tienen ya cerrados a sus jefes de filas por lo que la situación para Nibali se antoja, como mínimo, complicada. #Ciclismo