El evento pugilístico más importante del siglo está cada día más cerca. Hace cerca de 5 años que todos los fans del boxeo esperamos que se den las negociaciones convenientes para que el combate entre los dos mejores libra por libra del mundo, Floyd Mayweather Jr. y Manny Pacquiao, sea posible.

Ahora, al término de 2014, parece que tanto los patrocinadores como los promotores y los propios púgiles anhelan el enfrentamiento y están acercando posturas.

En una entrevista para la cadena Showtime en San Antonio, Mayweather pidió por primera vez en público que se iniciaran las negociaciones para el combate e incluso dijo que quería el 2 de mayo de 2015 como fecha para el evento pero que Manny no debía esperar la misma bolsa que él.

Anuncios
Anuncios

Dijo que él nunca ha esquivado la pelea sino que el promotor de Pacquiao, Bob Arum, había sido el obstáculo a lo largo de estos 5 años.

En sus declaraciones ese mismo día también habló sobre la pelea y sobre ésta dijo: "Sé que no está a mi nivel. A los aficionados les encantaría ver la pelea y desde luego, quiero despedirme con algo espectacular".

Escuchando al monarca del peso Welter y Súper Welter del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y después del reto lanzado por el filipino tras la victoria frente a Chris Algieri, parece que el evento está a la vuelta de la esquina, pero sigue habiendo obstáculos. El principal, posiblemente, sea que "Money" tiene firmado un contrato por dos peleas más, una en mayo y otra en septiembre, con la cadena Showtime; mientras que "Pacman" y Bob Arum están ligados a HBO.

Anuncios

La bolsa de este evento sería presumiblemente la mayor de toda la historia del boxeo, lo que nos lleva a creer que ambas cadenas volverán a tomar la decisión de co-emisión como ya sucedió en 2002 en el evento que enfrentaba a Lennox Lewis y Mike Tyson y que generó unos ingresos de 1,95 millones.

Éste no es el único inconveniente. La fecha solicitada por el estadounidense coincide con la fijada para el enfrentamiento entre Saúl "Canelo" Álvarez y Miguel Angel Coto. Como única respuesta a este dilema, Mauricio Sulaiman, presidente del CMB, dijo que "la responsabilidad de su organismo es apoyar a sus monarcas", lo que los lleva a pensar que la promotora Golden Boy, quien organiza los eventos del mexicano "canelo", deberá cambiar su fecha en beneficio al combate del siglo o de lo contrario sus ganancias se verán severamente mermadas.

Tanto los espectadores como los más respetados analistas del mundo del boxeo creen que esta pelea debería haberse realizado hace años cuando la forma física de ambos estaba en su momento álgido, pero aún así éste va a ser el combate del siglo. ¿Será por fin en 2015 cuando suene la campana?